Nuevas recetas

Repollo fresco endurecido y papas fritas nuevas

Repollo fresco endurecido y papas fritas nuevas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Elige las patatas más pequeñas y sumérgelas en un bol con agua fría. Las dejas en el agua durante unos 15 minutos.

Mientras las patatas se ablandan, prepara la col: pon a hervir agua en una cacerola un poco más grande, a la que le agregas una pizca de sal, no demasiada. Corta el repollo en dos mitades iguales (el corte debe ser a través del lomo para que se pueda quitar fácilmente al cortar el repollo) y cuando el agua hierva, viértelo en el agua. Déjalo hervir unos 10 minutos (ya que el agua empieza a hervir).

Yo siempre escaldo el repollo de verano porque es un poco pesado para el hígado, la hiel y el estómago (úlcera). Después de que el repollo se haya ablandado un poco, sácalo del agua y escúrrelo en un colador.

Pelar la cebolla y los ajetes y lavar con agua corriente fría, cortar en rodajas pequeñas y ponerlas a remojo durante unos 10 minutos al fuego en una cacerola con aceite de oliva. Si la col se ha enfriado, exprime el agua y córtala en tiras pequeñas que viertes en la sartén sobre la cebolla y el ajo.

Deja que se cocine bien con la cebolla y el ajo, y mientras tanto, prepara las patatas. Lavar muy bien las patatas muy pequeñas, sin pelarlas y freírlas en la freidora. Si le guardan rencor a las cáscaras de patata (aunque le garantizo que no debería, quedarán preciosas sin sentir la cáscara, que es muy ácida), escoja las patatas un poco más grandes y pélelas.

Sazona la col con un poco de tomillo, pimentón y sal al gusto.

Déjalo al fuego hasta que el repollo esté blando, y mientras tanto escalda los tomates y pélalos, luego córtalos en cubos del tamaño que quieras y dales la vuelta al repollo.

Mezcle bien y cocine a fuego lento hasta que el jugo se reduzca por completo. Puedes dejar que el calor sea un poco más fuerte y freír un poco el repollo. Agregue las papas fritas y déjelas hervir a fuego lento durante otros 10 minutos, pero no olvide revolver de vez en cuando y no tapar con una tapa.

Limpiar el eneldo y lavarlo con agua fría y verterlo sobre el repollo solo cuando esté listo y retirar del fuego.

Y si te gusta la polenta, puedes hacer una rápidamente en el microondas como yo (http://gratziela-retete.blogspot.com/search/label/M%C4%83m%C4%83ligu%C5%A3a% 20mea% 20cu% 20ibricul% 20microplus% 20Tupperware), o se puede servir con pan y un pimiento picante. Para obtener un aroma único y atractivo, decore con hojas frescas de estragón.

¡Vamos, pruébalo! ¡¿No te sorprendí ?! ¡Qué bien combina una patata mimada en el baño de aceite con la col enrollada en la sartén!

Y si hasta ahora no has tenido tiempo de ver que las flores de acacia han temblado, fíjate en el callejón frente a ti que está adornado con flores blancas y fragantes, que han rendido tributo este año. Camina sobre ellos con el momento de un soñador que se pone olor a acacia y abre los ojos al cielo estrellado, a una tierra de ensueño, lejana y llena de esperanza. Escuche el ruidoso gorrión de un gorrión perdido en la bandada y piense en lo bueno que es en el jardín de sus sueños.


Menú Restaurante Popas Păcurari

Filete de pechuga de pato con puré de col lombarda y salsa de frutos rojos 200/150 / 70g 45 LEI
pechuga de pato, col lombarda, manzanas, vinagre balsámico, naranjas, sal, pimienta, romero, tomillo, frutos rojos

Filete de ternera Angus con espárragos, rodajas de champiñones y salsa de vino tinto 200/200 / 70g 49 LEI
ternera, mantequilla, romero, tomillo, vino tinto, espárragos, champiñones

Filetes de Salmón Siciliano con Salsa de Mango 200/150 / 50g 40 LEI
filetes de salmón, verduras, alcaparras, tomates cherry, vino blanco, aceitunas, mango

Pez mantequilla con costra de sésamo, puré de zanahoria y salsa de mostaza en ayunas 200/150 / 100g 45 LEI
Pescado Mantequilla, mantequilla, zanahoria, sabores mediterráneos, mostaza en ayunas, aceite de frutas

Platos tradicionales

Fuente francesa 600g 55 LEI
queso gorgonzolla, camembert, schweitzer, ensalada caprese, fruta, nuez

Meseta Campesina Fría 600g 40 LEI
cuello ahumado, salchichas ahumadas, muslos de cerdo ahumados, telemea, tomates, cebollas, pepinos

Meseta tradicional rumana (4 personas) 2000g 170 LEI
pechuga de pavo ahumado, muslo de cerdo ahumado, frijoles batidos con aguacate, pierna de cerdo, telemea, salchichas frescas, zacusca, ensalada de berenjena con pimientos y verduras al horno

Meseta Merry Pork (6 personas) 3000g 230 LEI
chuleta de cerdo, cuello de cerdo, músculo de cerdo, solomillo de cerdo, pequeño (12 piezas), queso de fuelle, papas campesinas, polenta, encurtidos variados

Muñón de campesino asado al horno (2 personas) 1400g 80 LEI
filete de cerdo, frijoles bajos, chucrut, polenta

Alegría de parar con gusto y placer (6 personas) 3000g 220 LEI
costillas de cerdo, salchichas frescas, salchicha de cordero, cuello de cerdo, costillas marinadas, pechuga de cerdo, papas marrones, polenta, encurtidos variados

Meseta de pollo sin plumas (2 personas) 1200g 80 LEI
pollo al horno, puré de papas, ensalada variada, ensalada de repollo

La tradición de las setas de La Popas (2 personas) 1200g 70 LEI
ostropel de setas, ciulama de setas, polenta Producto vegetariano

Pavo enganchado al carro (4 personas) 2000g 160 LEI
pechugas de pavo, pechuga de pollo, muslos de pollo, alitas doradas, pechuga de pavo, papas marrones, polenta, pepinillos variados, queso de fuelle

Entradas y minutos

Exfoliante de Bucovina con Ahumado y Cebolla 450g 22 LEI
huevo, tocino, cebolla, queso de fuelle, verduras, rosquillas de vinagre, polenta

Bulzul Ciobanului 600g 25 LEI
fuelle de queso, polenta, huevo, ajo, pierna de cerdo, rosquillas de vinagre

Queso Crema y Placer 200/200 / 200g 20 LEI
requesón, crema agria, polenta, huevo

Papara campesina 700g 23 LEI
patatas doradas, salchicha casera, huevo, polenta, cebolla, verduras, rosquillas de vinagre, queso de fuelle

Cállate y traga 700g 22 LEI
salchichas frescas, nuca ahumada, telemea rallada, huevo, polenta, rosquillas

Polenta horneada 500g 15 LEI
fuelle de queso, patatas marrones, polenta, ajo, huevo, verduras, rosquillas de vinagre

Aperitivo de ensalada

Ensalada búlgara 500g 20 LEI
mezcla de ensalada, cebolla, tomate, pepino, aceitunas, jamón, telemea, huevo

Ensalada de atún 500g 23 LEI
atún, cebolla, mezcla de ensalada, pimiento morrón, tomates, pepinos, limón, aceite de trufa

Ensalada griega 500g 20 LEI
queso feta, mezcla de ensalada, pepinos, tomates, cebollas rojas, orégano, aceitunas

Ensalada fitness con crutones de tocino y pechuga de pollo 500g 22 LEI
mezcla de ensalada, pechuga de pollo, tomates cherry, melón, aguacate, pimiento rojo, naranjas y citronette

Ensalada Exótica con Aguacate, Mango, Melón y Pechuga de Pavo 500g 25 LEI
mezcla de ensalada, tomates cherry, pechuga de pavo, aguacate, mango, pimiento rojo, miel, desayuno de mostaza, limón, zanahoria

Ensalada de berenjenas con pimientos y tomates al horno 300g 17 LEI
berenjena, pimientos horneados, mayonesa, tomates

Zacusca casera 300g 15 LEI
berenjena, pimientos, rosquillas, tomates, cebollas

Judías batidas 300g 15 LEI
frijoles, cebollas, ajo, aceite

Platos tradicionales

Moldavo Tochitură 220/200/50 / 50g 30 LEI
pierna de cerdo, embutidos caseros, tomillo, queso de fuelle, ajo, pimentón, huevo, polenta, encurtidos surtidos

Tocón ahumado Sizzle 250/200 / 50g 33 LEI
filete de cerdo, cebolla, tomillo, polenta, queso de fuelle, ajo

Guisante la Ceaun a la Popas 400/200 / 50g 32 LEI
1/2 pollo, polenta, ajo

Gitano Cuello / Pulpa 250/200 / 100g 30 LEI
cuello de cerdo / salchicha, salchichas, polenta, cebollas, salsa de tomate, hojas de laurel, tomillo, tocino

Cucaracha Popas 500/200 / 50g 40 LEI
coquelet de pollo (1 ud), especias, patatas redondas, eneldo, ajo

Vientre Tuslama 350 / 200g 35 LEI
panza, crema, rábano picante, ajo, hojas de laurel, cebollas, polenta

Hígado frito con polenta 200/200 / 50g 20 LEI
hígado, cebolla, ajo, polenta

Sinfonía de escalopes “La Popas”

Escalope de pollo con patatas doradas 200/200 / 150g 25 LEI
pechuga de pollo, huevo, pan rallado, patatas, ajo, eneldo y mezcla para ensalada

Aroma de Semillas de Schnitzel con Patatas Campesinas 200/200 / 150g 32 LEI
pechuga de pollo, mezclar semillas, papas, tocino, cebollas, ajo, mezcla para ensaladas

Hojuelas de pavo con hojuelas de maíz y papas fritas 200/200 / 150g 30 LEI
pechuga de pavo, pan rallado, hojuelas de maíz, papas Hash Browns, mezcla de ensalada

Escalope de pavo en costra de almendras y patatas con queso 200/200 / 150g 33 LEI
escalope de pavo, hojuelas de almendras, pan rallado, huevo, papas moradas, queso, mezcla para ensaladas

Chop schnitzel / Cuello de cerdo con Patatas y Romero 200/200 / 150g 30 LEI
chuleta / cuello de cerdo, patatas, romero, ajo, mezcla de ensalada

Borscht y sopas

Sopa de pollo con fideos caseros 100 / 350g 15 LEI
verduras, fideos gruesos, pechugas de pollo, verduras, un poco de borscht

Sopa Rădăuţ 100 / 350g 15 LEI
nata, huevo, pechuga de pollo, zanahoria, ajo

Sopa de panza 80 / 370g 15 LEI
salsa de león, panceta de ternera, ajo

Sopa de ternera 80 / 370g 16 LEI
pulpa de res, verduras, un poco de borscht, verduras frescas

Sopa de Frijoles 450g 13 LEI
frijoles, verduras, borscht, verduras

Sopa de frijoles ahumados 100 / 350g 16 LEI
cerdo ahumado, frijoles, verduras, verduras, borscht

Sopa de pavo 120 / 330g 16 LEI
alitas de pavo, restos de huevo, verduras, verduras, borscht

Sopa de Verduras 450g 13 LEI
verduras, verduras, borscht

Preparaciones de cerdo

Carne de cerdo con pimientos al horno y nata 200/200 / 150g 32 LEI
cerdo, pimientos horneados, cebollas, eneldo, crema agria, polenta

Músculo de cerdo aromatizado con Salsa de Champiñones, Ensalada de Pimiento y Polenta 200/200 / 150g 32 LEI
cerdo, champiñones, crema agria, pimientos horneados, polenta, guisantes, maíz

Cepillo de cerdo con patatas, eneldo y ajo 300/250 / 50g 34 LEI
caldo de cerdo, patatas, salsa barbacoa, ajo, pimentón ahumado

Cuello frito con tocino y champiñones 300 / 250g 30 LEI
cuello de cerdo, cebolla, crema, champiñones, ajo, verduras, polenta

Costillas de cerdo ahumadas y bien marinadas 300/200 / 100g 31 LEI
costillas de cerdo ahumadas, puré de papas, ensalada

Costillas aromatizadas 300/200 / 100g 31 LEI
costillas de cerdo, puré de patatas, ensalada

Costillas picantes 300/200 / 100g 33 LEI
costillas de cerdo, tabasco, papas paja, mezcla de ensalada

Costillas a la parrilla con salsa BBQ 300/200 / 100g 33 LEI
costillas de cerdo, salsa BBQ, papas paja, ensalada mixta

Carne de Cerdo con Salsa Ahumada y Patatas Asadas con Ensalada de Remolacha 700g 42 LEI
cerdo, patatas, ajo, pimentón, tomillo, remolacha, rábano picante

Preparaciones de pollo y pato

Pechuga de pato caramelizada con espárragos y alvéolos de puré de zanahoria 200/150 / 50g 45 LEI
magret de pato, tomillo, romero, mantequilla, ajo, espárragos, zanahoria, salsa de orquesta, naranjas, azúcar morena

Filete de pechuga de pato con salsa de frutos rojos, zanahorias caramelizadas y manzanas 200/150 / 50g 45 LEI
pechuga de pato, tomillo, romero, mantequilla, zanahorias, bayas, azúcar morena, naranjas, manzanas

Confit de pato (pulpa de pato) con puré de col roja y salsa de pimiento al horno 150/200 / 50g 37 LEI
muslo de pato, col lombarda, tomillo, vinagre balsámico, naranjas, pimientos horneados, salsa de chiles

Pollo Năzdrăvan al horno con champiñones y queso 200 / 200g 30 LEI
pechuga de pollo, cebolla, queso, crema agria, tomillo, ajo, champiñones

Popas Pollo Cocido 200 / 200g 30 LEI
pechuga de pollo, cebolla, pimiento morrón, salsa Napoli, nata, polenta

Medallón de pavo con ciruelas pasas 150/200 / 150g 35 LEI
pechuga de pavo, ciruelas pasas, cebolla, nata, ajo, tomillo, polenta

Pollo Vienés 150 / 200g 30 LEI
pechuga de pollo, champiñones, cebollas, crema agria, patatas, mozzarella

Sartén Pollo Ciulama con Tazas 220/200 / 80g 30 LEI
cebollas doradas, champiñones, cebollas, ajo, eneldo, polenta

Tochitura de Corazón con Pipote 200/200 / 150g 25 LEI
corazones, pipote, cebolla, tocino, mostaza, queso de fuelle, tomillo, filete de pollo, pimentón, polenta

Deliciosa Sartén con Corazones y Pipetas con Pimientos Horneados y Nata 200/200 / 150g 30 LEI
corazones, pipetas, pimientos horneados, cebollas, eneldo, ajo, polenta

Alitas asadas con patatas doradas 300 / 200g 25 LEI
alitas de pollo, pollo con especias, patatas

Alitas picantes con patatas moradas 300 / 200g 25 LEI
alitas de pollo, tabasco, especias, patatas

Alitas BBQ con Patatas Asadas con Ajo y Eneldo 300/200 g 28 LEI
alitas de pollo, barbacoa, patatas, ajo

Pollo con Nata y Polenta 500/200 / 100g 32 LEI
1/2 pollo, polenta, ajo, crema, eneldo

Brochetas de pollo parisinas con patatas asadas y ensalada de remolacha 250/200 / 150g 32 LEI
huevo, verduras, patatas, ajo, eneldo, pechuga de pollo


El plan de 28 días que aniquila tu apetito. ¡Ver cómo!

Los diversos antojos culinarios que te rodean son tu mayor enemigo cuando quieres seguir una dieta. Aprenda del Dr. Oz los trucos más efectivos para dejar de tener antojos de alimentos que engordan.

Un día te apetece un dulce, y al siguiente no puedes evitar ver un plato de patatas fritas, crujiente y salado. Si bien eres consciente de que estos antojos culinarios son la razón por la que no logras adelgazar ni mantener el peso deseado, aún así no consigues abstenerte de estos alimentos que ponen en peligro tu figura.

Si no sabe cómo resolver este problema, infórmese del famoso Dr.

Onz. cuáles son los trucos más efectivos. ¡Aquí hay un plan de 28 días que aniquila estos antojos!

Primera semana: limita en gran medida la ingesta de sal

Según el especialista, la sal puede acentuar y alimentar el apetito por alimentos grasos y poco saludables. Además, la sal aumenta la presión arterial y promueve las enfermedades cardíacas. Reemplace la sal con otras alternativas saludables al preparar una ensalada. Por ejemplo, puede usar sal, pimienta negra, albahaca, perejil, eneldo, apio, curry, jengibre, orégano, pimentón, romero, salvia o cúrcuma.

Segunda semana: reemplace los bocadillos poco saludables por otros nutritivos

Los bocadillos poco saludables, ya sea que hablemos de chocolate o chips, son un problema para la mayoría de nosotros.

Siempre anhelarás varios alimentos poco saludables, pero cuantas más alternativas saludables encuentres para ellos, más ayudarás a tu cerebro a tomar conciencia y transmitir la necesidad de consumir estos alimentos nutritivos en detrimento de los que carecen de nutrientes. Según el especialista, entre estas alternativas que puedes asociar con otros alimentos más saludables, según tus gustos, se encuentran: quinua, cebada, arroz integral, avena, frijoles, pollo, pavo, yogur griego, leche desnatada, leche de almendras, leche de cabra. , requesón fresco, brócoli, champiñones, higos, uvas, kiwi.

Tercera semana: comience a crear al menos un menú saludable al día

Una vez que haya comenzado a reemplazar los bocadillos entre comidas con opciones más saludables, es hora de concentrarse en las elecciones que hace en las comidas principales.

Si está acostumbrado a comer schnitzel con salsas grasas y papas fritas, reemplace estos alimentos con pechuga de pollo a la parrilla y un salteado de brócoli (u otras combinaciones de vegetales). A medida que avance y elija opciones cada vez más saludables, su cuerpo se irá acostumbrando a este tipo de dieta. Consejo del especialista: sustituya los menús poco saludables por nutritivos al menos una comida principal y dos snacks.

Cuarta semana: coma solo alimentos saludables en todas las comidas principales

Esta semana definitivamente va a ser un verdadero desafío para ti, porque solo tienes que hacer elecciones saludables en todas las comidas que comes durante el día.


8 DIETAS DE VERANO. ¡Las formas más efectivas de adelgazar antes de ir de vacaciones al mar!

¿Qué mujer puede presumir de que NUNCA ha seguido un régimen? La mayoría de nosotros siempre estamos a dieta, y cuando se acercan las vacaciones de verano, parece que entramos en fibrilación: ¿cómo podemos adelgazar más rápido y de forma más saludable, para vernos "concretos" en la playa? Aquí hay 8 dietas diseñadas especialmente para la temporada de calor, todas probadas y con eficiencia garantizada.

La creencia general es que la cerveza es alta en calorías, engorda y debe evitarse en cualquier dieta, pero estudios recientes han demostrado que puede ayudarlo a perder peso si sigue algunas reglas simples.

Desayuno, a las 8.00: 150 g de pescado a la plancha con zumo de limón y ensalada de col blanca.

Merienda a las 11.00: 150 ml de cerveza fría, amarga o sin alcohol.

Almuerzo a las 12.00: 200 g de ave cocida. Diez minutos más tarde, en lugar de postre, beba 250 ml de cerveza rubia dulce con una fuerza de 2-3 grados.

Disfruta a las 6.30 pm: 50 ml de cerveza (surtido consumido en el almuerzo).

Cena: quesos bajos en grasa, sin sal, sin sal, sin ahumar y lechuga o ensalada cruda de temporada con vinagre de sidra de manzana. Se consumen al menos 200 ml de cerveza sin alcohol durante la cena.

Eficiencia: pierdes 3-4 kg en un mes.

Con sandia

Es una dieta de 5 días, ¡que carece de desayuno!

Almuerzo: 100 g de ternera hervida, 100 g de arroz hervido con salsa de tomate y una rodaja de sandía.

Cena: 50 g de requesón, una tostada y cualquier cantidad de sandía.

Almuerzo: tostada, 50 g de pechuga de pollo hervida o pavo, una rodaja de sandía.

Cena: 100 g de magro de pescado, hervido o a la plancha, una tostada y una rodaja de sandía.

Almuerzo: 30 g de espaguetis con salsa de tomate y queso rallado y cualquier cantidad de sandía.

Cena: una ensalada de verduras y una rodaja de sandía.

Almuerzo: un cuenco de sopa de crema de verduras con picatostes, 50 g de pechuga de pollo hervida con una tostada y una rodaja de sandía.

Cena: dos patatas al natural con parmesano y cualquier cantidad de sandía.

Almuerzo: 50 g de ternera hervida, champiñones salteados y cualquier cantidad de sandía.

Cena: 50 g de requesón con dos tostadas y cualquier cantidad de sandía.

Eficiencia: pierdes 2-3 kg en 5 días.

Es muy importante comer té de cola de cereza entre comidas. ¡Nada más!

Desayuno: un plátano y un café.

Almuerzo: Pescado a la plancha con guarnición de espinacas.

Cena: 500 g de cerezas.

Desayuno: dos huevos duros, una rebanada de pan y un café.

Almuerzo: pechuga de pollo hervida con ensalada de endivias.

Cena: 500 g de cerezas.

Desayuno: requesón, pan integral y café.

Almuerzo: repollo endurecido con pollo hervido.

Cena: 500 g de cerezas.

Desayuno: un sándwich de queso, pepino y café.

Almuerzo: pasta integral con champiñones y salsa de tomate.

Cena: 500 g de cerezas.

Desayuno: un yogur integral y un café.

Almuerzo: pollo a la parrilla.

Cena: 500 g de cerezas.

Eficiencia: pierdes 3-4 kg en 10 días.

playa Sur

Es una dieta a más largo plazo, ¡así que apégate a ella solo si sabes que eres paciente!

Primera etapa (14 días)

Desayuno: 180 g de zumo de verduras, dos huevos duros, espinacas, dos rodajas de músculo de filete, café o té.

Bocadillo: un triángulo de apio derretido.

Almuerzo: ensalada de verduras con carnes magras y queso desnatado.

Bocadillo: 10 tomates cherry con requesón.

Cena: pescado con salsa de jengibre, vainas de frijoles, ensalada de col con aceite de oliva.

La segunda etapa

Hasta alcanzar el peso deseado, puede incluir en el menú cereales integrales (para el desayuno), frutas, lácteos con 1% de grasa, frijoles, vino tinto. Con moderación, también puede comer patatas, zanahorias, plátanos, piñas o melones.

Eficiencia: en la primera etapa pierde 4-7 kg, y en la segunda, 1 kg en 7 días.

Con ensalada de temporada

Durante la dieta están prohibidos: patatas, pan, pasta y queso fresco. En un tazón grande, mezcle, como desee, las verduras y verduras de verano lo más variadas posible: lechuga, pimientos, gulash, rábanos, perejil, eneldo, espinaca, pepino, rosquilla. Condimente con una cucharada de aceite de oliva y vinagre balsámico. El perejil y el eneldo son muy importantes porque contienen vitamina C. Guarde la ensaladera en la nevera y cómela cuando tengamos hambre. Junto a la ensalada podemos comer un huevo cocido o dos lonchas finas de jamón, un aguacate o un plátano.

Eficiencia: pierdes 3 kg en 7 días.

Mediterráneo

Es un poco más complicado de tener en cuenta, porque hay que contar las calorías.

Desayuno: frutas de temporada y una rebanada de pan con miel (máximo 250 calorías).

Bocadillo: manzana o melón (máximo 100 calorías).

Almuerzo: Aperitivo lacto-vegetariano y carne a la brasa con ensalada espolvoreada con aceite de oliva (máximo 500 calorías). No se come pan.

Cena: similar al almuerzo. Ejemplo: carne con verduras, aceitunas y queso feta. Puedes beber una copa de vino tinto. Todo debe estar dentro de un máximo de 600 calorías.

Eficiencia: pierdes 2 kg en 7 días.

Con bayas

Esta dieta tiene un beneficio adicional: las bayas están llenas de vitaminas y antioxidantes.

lunes y miercoles

Desayuno: 250 g de arándanos, un huevo duro, café.

Almuerzo: sopa de verduras, 100 g de pechuga de pollo, ensalada cruda, 300 g de frambuesas.

Cena: 500 g de mure.

martes y jueves

Desayuno: 300 g de arándanos, un yogur dietético.

Almuerzo: sopa de verduras, 100 g de pescado magro, ensalada de verduras, 300 g de frambuesas.

Bocadillo: 300 g de frambuesas.

Cena: 500 g de mure.

Viernes y domingo

Desayuno: 200 g de avena, té de hierbas, 300 g de arándanos.

Almuerzo: sopa de verduras, 100 g de pechuga de pollo, ensalada de verduras, 300 g de frambuesas.

Bocadillo: 300 g de arándanos.

Cena: 500 g de mure.

Desayuno: un yogur dietético, 300 g de frambuesas, café.

Bocadillo: un bocadillo con una loncha de queso desnatado y pechuga de pavo.

Almuerzo: sopa de verduras, 100 g de pescado, ensalada de verduras, 300 g de arándanos.

Cena: 500 g de frambuesas.

Eficiencia: pierdes 1-2 kg en 7 días.

Los alimentos básicos son: pescado, marisco, aceite de oliva, frutas, verduras y cereales integrales.

Desayuno: 200 g de cereales integrales con fruta fresca y leche desnatada.

Almuerzo: 200 g de ensalada de pollo con apio o 200 g de ensalada de marisco, una manzana, 30 g de avellanas.

Merienda: dos galletas de avena.

Cena: 250 g de salmón u otro pescado mediterráneo con guarnición de espárragos al vapor y dos batatas al horno.


El espíritu culinario de Grecia en Timisoara

La helada invernal nos hace añorar cada vez más la estación cálida, y cuando la lluvia y el mal tiempo nos sobrevienen, el pensamiento se dirige a playas solitarias, aguas cristalinas, sol suave y casas blancas e inmaculadas, bellamente levantadas por el hombre por el mar. Cuando perdemos el verano, al no poder escapar al reino de los dioses, podemos correr al único restaurante griego de la ciudad. Ubicado en el corazón de la feria, en el patio de comidas en Iulius Mall, el restaurante Suvlaki nos acerca el espíritu culinario de Grecia.

De la gran cantidad de opciones disponibles en el menú, recomendamos tres platos griegos (ensaladas, gyros y suvlaki), dejándote el placer de descubrir más en el acto.

El restaurante se puede reconocer fácilmente por la bandera que cuelga junto al logo con el nombre del lugar.

Parte del personal es de Grecia.

Ensalada griega

Estés donde estés, si pones un trozo de queso feta en la mesa, te llevas todo el sabor de Grecia. Suvlaki cuenta con la única ensalada griega auténtica de la ciudad, hecha con queso feta traído directamente de la patria. Además de este ingrediente clave, la ensalada incluye pimientos, tomates, pepinos, cebollas, aceitunas y orégano.

De hecho, las ensaladas están presentes en abundancia en la carta del restaurante, para todos los gustos y con ofertas de precio ventajosas.

Giroscopios

Otro plato tradicional griego son los giroscopios, que a primera vista es sorprendentemente similar al shaorma. Probablemente se esté preguntando cuál es la diferencia. Gyros es un plato griego a base de carne de cerdo. Por otro lado, shaorma apareció en el Medio Oriente. La carne que se usa con predilección es la ternera. Los sabores y salsas también son bastante diferentes. Como tal, si no ha probado los giroscopios antes, pensando que es lo mismo con shaorma, vale la pena intentarlo.

En el restaurante Suvlaki puedes encontrar gyros con cerdo y pollo, junto con tomates, cebollas, papas, salsa tzatziki y pita fresca.

Suvlaki

El nombre del restaurante, Suvlaki, proviene de las famosas brochetas griegas de cerdo, ternera, cordero o pollo. ¡Estos se encuentran entre los pinchos más famosos del mundo! La carne se asa a la parrilla, se espolvorea con aceite de oliva y se condimenta con orégano. También tendrá papas fritas y la famosa salsa tzatziki en su plato. Le recomendamos que pruebe este suvlaki al menos una vez, para comprender verdaderamente el espíritu culinario griego.

El menú es muy variado y los precios varían según el plato y el tamaño de la ración.

Por lo tanto, si se siente tentado por una escapada culinaria con los sabores de Grecia, el restaurante Suvlaki lo está esperando dentro del centro comercial Iulius.


Agapa - Banquete - Chermeză - Chef. En el monasterio.

Quizás teniendo la premonición de un final trágico, Vasile Voiculescu se convirtió hacia el final de su vida en una especie de sinvergüenza. Cultivar, con digna resignación, la pobreza, el anonimato, "Distanciamiento social”, Más una especie de fuga del mundo, aunque registró y comprendió con lucidez todo lo que sucedía a su alrededor, con una meticulosidad felina. Su minimalismo casi extremo lo empujó a algo difícil de imaginar en circunstancias normales: para ganarse la vida, comenzó a vender sus amados libros al Patriarcado.

Vivía aislado, retraído y dispuesto a guardar silencio y escuchar en lugar de dar su opinión. Como resultado, en aras de preservar la libertad interior, participó vagamente en el movimiento La zarza ardiente, más como un simple simpatizante-observador, pero muy atento, de soberbia discreción.

Voiculescu, fanático de la natación en aguas grandes y abiertas, siempre estuvo convencido de que la demostración de fe demasiado ruidosa es similar al estilo de natación de un atleta inexperto: desperdicio de vastos gestos y mucha energía salpicada en vano, con resultados casi nulos. . Esto es lo que dijo en una conferencia sobre el tema:

"La verdadera fe es la afirmación de este instinto de flotar silencioso y suave, es como esta rendición infalible en el poder de las aguas, de inmersión y mantenimiento por la gracia de un aliento misterioso, por una inspiración de aire que bebes en un instantáneo, por arriba, para llevarlo al fondo… la fe es un instinto de ritmo y orientación, que no se puede desenroscar con palabras, por magistral que sea.

Señores, en mi opinión, perdónenme, nuestros poemas religiosos, estos gestos verbales, están tan lejos de las profundidades de la fe como las salpicaduras de niños en un charco hasta los tobillos están lejos de la verdadera natación. Cuando son realmente grandes y desgarradores, los gestos artísticos pueden ser como mucho el testimonio de un ahogamiento dramático, como sucedió con todos los románticos ”.

Liberado de una pendiente resbaladiza y casi imposible de enmarcar, Voiculescu siempre se borra, se pone de lado a las clasificaciones ingenuas, que suelen situarlo en el ámbito de la poesía religiosa clásica, con fuertes influencias etno y lleno de misterios, oraciones y ángeles.

Quizás no sea casualidad que el tema de sus últimas historias tenga un sabor de la vida de los santos combinado con el sonar de los métodos algo más terrenales de los monjes de esa época, tomados en globo con mucho estilo.

Entonces, la prueba definitiva de que el autor está jugando al escondite con sus receptores es precisamente Chef la mmonasterio, un cuento menos conocido, escrito en 1952. En mi opinión, es una de las historias más impresionantes de la cultura rumana. Sucedió pocos años antes de que fuera arrestado, condenado y prácticamente asesinado por el régimen comunista, que asoció tontamente a Voiculescu con el misticismo, que a su vez siempre fue sinónimo de legionarios. Sin embargo, en los años de las grandes purgas estalinistas de los 50, no tenía por qué saber por qué, llegaría cualquier denuncia de cualquier comerciante alcohólico.

El cuento es una bomba con efecto póstumo, que se siente hasta hoy, una escritura casi única en la cultura rumana, con un humor e ironía sin precedentes, que logra barrer todo un espectro de sus pies, comenzando por Caragiale y terminando con la reciente. unos. showgastronómico de moda.

Te preguntas, por supuesto, cómo un tipo tan sobrio, fiel y culinario y bahiano fue capaz de escribir algo tan barroco y divertidísimo, teniendo en cuenta los gestos de fachada y los hábitos de los fieles. De desfile, dominando a la perfección todos los matices de la Lenguaje monástico aunque, es bien sabido, el autor vivió en el mundo, entre personas y no como algo anclado escondido en una cueva en el desierto de Egipto.

La historia corta comienza lentamente, a fuego lento, con el Arcipreste Elijah en una misión secreta por el condado, armado con sus dos signos distintivos: la herradura roja y el cinturón púrpura. Es una especie de papa inspector de la ANAF, con la cabeza, haleal y redondez de un patético diurno.

Es el miedo de todos los sacerdotes de los pueblos que, tomando prestada la costumbre de los conductores de hacer señales con sus faros cerca de los radares, envían como telégrafos a los feligreses y feligreses, para advertir a sus compañeros en el territorio de las inesperadas visitas del arcipreste. La descripción de la atmósfera edificante y especialmente del apetito del Papa es excelente:

"Era el momento de Dios. El aire de Moldavia, generalmente suave, ahora envolvente y de un azul profundo, descansaba protectoramente, con lenguas en los lejanos horizontes del país, desde debajo de los cuales salía el sol como de una enorme lágrima de luz.

Una neblina fresca, que se elevaba desde los prados floridos, impulsada por el olor a trigo sarraceno, hacía aún más fuerte el aire penetrante, fresco y sabroso de la gloriosa mañana, que crecía, se hinchaba, se diluía hasta tornarse iridiscente. Los rebaños rugieron, las mulas rugieron, los segadores rugieron, se llamó a los pitpalacii. El camino negro se extendía suave, todavía mojado por el rocío y resbaladizo. El caballo corría alegremente, solo, sin el impulso del látigo.

El arcipreste sintió un alivio, un refrigerio inigualable, que desde las fosas nasales cosquilleadas por los olores, desde su barba levemente acariciada por la rapidez de su andar, se deslizó en su fuerte cuerpo y se fue con alegría como aperitivo y chillidos a toda velocidad a su lado. vientre vacío. Los pensamientos comenzaron a correr hacia adelante, más duro que el roib, hacia los platos que sabía que lo estaban esperando ".

Después de una serie de desvíos y errores, casi muriéndose de hambre, el arcipreste Elijah, acompañado por el papa Bolindache y la yegua blanca Liza, desciende en control inesperado al monasterio del padre abad Josafat, quien, junto con unos 10 monjes celosos, están asando vinos en bodegas. La reunión es ominosa:

Pero en ese momento apareció el abad Josafat en la espesura del sótano debajo del arconte, quien, al ver al arcipreste, se adelantó corriendo, lo abrazó, lo besó alegremente en la frente, la barba y los hombros, en forma de cruz. Estaba muy feliz y olía buen vino ".

Queriendo deshacerse del pañuelo limpio de la multa del arcipreste, que rápidamente encontró algún nudo en las prisas y, sobre todo, al notar que los invitados tienen hambre, el abad lo dirige discretamente hacia un chermez, que crece progresivamente, como una masa en la que también mucha levadura se escapó, terminando en una auténtica orgía culinaria y bahiana.

Oscuro de hambre y con la boca abierta como un pez arrojado a la orilla, en vano el arcipreste lleva al abad a preguntas, porque tiene respuestas astutas y rápidamente saca de debajo de la tapa los textos de las Escrituras buenas a casi cualquier cosa, que escupe con una santa inocencia.

"¿Serviste hoy?" "Allí abajo, en el sótano, que el Señor no está en un lugar, está en todas partes". "Bueno, ¿cómo lo hiciste?" "¡Dijimos algunas oraciones y adoramos humildemente!" "¿Entre los barriles?" "Los toneles contienen la preciosa sangre del Señor en ellos".

Y comienza el banquete, que más que modesto, con unos entrantes muy bien alineados, como hilo, como las excusas tartamudeadas por el abad entre sorbos, como si los santos monjes no estuvieran preparados, porque se encargaron del vino, se ahogaron. vapor pesado, que se eleva desde el aire del sótano ... Detrás de la escena, sin embargo, hay un gran maestro de cocina con su ayuda, arraigado en pruebas tan difíciles. Poco a poco, la situación tensa se calma, simultáneamente con el inicio del proceso de deglución y digestión:

El arcipreste, aturdido, no dijo nada más, sobre todo porque estaban llegando los bocadillos. Se tragó su asombro con unos trozos de queso. Huevos cocidos en lonchas, jamón ahumado, hojas de pastrami de cabra, bultos de queso, albóndigas de mantequilla fresca, mantequilla de especias, salchicha de rosas… todo regado con brandy elaborado con las huertas del santo monasterio. Con hambre, el alma del arcipreste fue arrebatada de su alma y todo el rencor se acumuló en él, que resultó ser aumentado con el ayuno ".

El aperitivo continúa en la bodega mohosa, con una artillería algo más pesada de platos servidos expresamente, de pie: sarmale, solomillo de cerdo retirado de la salmuera y a la plancha, salchichas tiernas como el rocío, todo aderezado con una polenta ni demasiado apresurada ni demasiado hinchada. El vino se bebe exclusivamente de vasijas de barro y garrafas siempre llenas porque, según la teoría del abad, la simple imagen de botellas vacías, "Ialineados como huesos lastimosos, tiene el don de deprimir al hombre.

En otras palabras, más elaborado: su punto de vista estropea la buena alegría, recuerda a los huéspedes una cuenta cabebí, y a los débiles de tdedo despierta el sabor de la medida.

En esta ocasión, el arcipreste se encuentra con el resto de los monjes, ya bien empapados por los vapores del licor, mientras por la ventana miran a la yegua Liza y al portero, el designado con la misión de resguardarla de cerca de posibles ladrones. Los pobres siervos del Señor habían estado trabajando duro en el vino durante tres días, sintiéndose un poco atraídos por la cara y sin comer, pero por lo demás felices en gran necesidad.

Entre ellos, el hermano Minodor, un chico más rumoreado, de largas pestañas melosas, mimado por el abad. Minodor es un gran aficionado a los vinos femeninos, dulces y de licor. Siendo un protagónico profesional, recibe la noble tarea de proporcionar la banda sonora de la fiesta.

Cuando ve a los monjes así formados, el arcipreste lleva al abad a preguntas, solo que su santidad tiene todas las respuestas a su insistencia, bien metidas en las anchas mangas de la anterior:"Estamos embriagados por el vapor de la bebida, aspirado en el pecho, cien veces más fuerte que el vino vertido en el útero. A medida que salimos al aire limpio y a la comida grasosa, como diría nuestro Padre, volvemos a nuestros sentidos, si no nos conocen ".

Tras las entradas, con un suspiro, el abad propone comerlas, finalmente, como la gente, en la mesa tumbada al sol, en un lugar amplio, en el gran salón del refectorio. Es el momento de la inflexión, cuando comienza el delirio, simultáneamente con la suspensión de todas las medidas y, posteriormente, de las inhibiciones.

Las palabras de Rubem Alves en su libro La cocina como parábola teológica: Somos infelices porque no podemos matodavía todo lo que vemos. Qtodo el universo debe ser servido como un banquete mesiánico. Nuestros monjes no solo se olvidan del Mesías, sino que no van a ser infelices en absoluto, por lo que están totalmente involucrados en liberarse del espíritu de dolor y akediei, comiendo obediente y pacientemente todo lo que les espera.

Con desenfrenado entusiasmo dedica este primer día de la fiesta al santo cerdo. Los platos que ahora caen en cascada sobre la mesa harían sonrojar al difunto Radu Anton Roman, el rey sin corona de la gastronomía rumana, y a los grandes chefs de la industria de la televisión se esconden detrás de escena. Aquí está el comienzo de la comida real:

Un boletín para lectores curiosos e inteligentes.

Sopa de albóndigas, sarmale, mejillones y costillas fritas, cerdo en bandeja sobre repollo endurecido y patatas fritas, albóndigas y palmas anchas como una palmera, chorizos chisporroteantes, de los que al clavar el tenedor salían gotas de manteca. Todo rociado con cinco tipos de grandes vinos, sorbidos en vasos profundos con tenazas.

En esta encrucijada de la fiesta, los clientes se encuentran con un problema: ya agachado en mayo para abofetear su cinturón púrpura en su vientre, ningún otro, el arcipreste Elijah intenta una esquiva tímida: se va. Es solo que el abad, que había ganado velocidad, porque ya había comido y bebido mientras cambiaba de tono, se vuelve francamente dictatorial, por lo que la rebelión se instala instantáneamente. Desde el estado de ánimo recién comenzado, no todos se van cuando se atreven. No es un sprint, es un ultramaratón, como veremos.

"¿Qué, su santidad, ha sido invitado sólo por un día, terchea-berchea?" `` ¡Pasa por encima de mí, derrótame, pisoteame! '', Gritó. Ante este horrible gesto, alzaron la voz con gran estruendo como en la guerra, y exigieron con dureza a los invitados obediencia y obediencia, como corresponde a la cena sacerdotal ".

Como verdadero director, el abad lo orquesta todo como un libro, dando al ilustre chef sombra indicaciones de precisión maníaca:

"Mañana es el día de los pájaros. Tenga cuidado, padre cocinero. Mira esos gansos disecados, escoge el pavo que nos pisoteó como una puta hasta que mató a nuestras gallinas. Vierta dos tazas de ron alrededor de su cuello. Regala el ñame a través de los pollitos que sacan en Navidad, y un par de jarras. No pude criar faisanes, se volvió tristemente hacia el arcipreste. Pero vamos a cortar unas albóndigas de la misma forma… ¡Escuche, padre! ¡Y no te olvides de las palomas para el ciulama! "

Parece increíble, pero la diversión continúa sin cesar. Los grandes problemas teológicos de los santos padres se reducen ahora a la correcta combinación de los vinos con los platos. Sobre la mesa de los oratanes, por tanto, se apuntalan vinos alados, de los que brotan bayas punzantes como de aguas minerales, más tres variedades de blanco, dos de ámbar y un rojo vivo, con sabor a albahaca.

"El tercer día, es decir, martes, fue como se había decidido: el día del pescado, ihtios. Los charcos del monasterio, preferidos con redes, habían arrojado luz y enviado a la mesa como un milagro, listos para dormir espumosos hervidos y fritos, carpas regordetas, lucios esbeltos, púas doradas, besugo aplanado, piel lisa de serpiente, caracuda, cangrejo de río en todo tipo de bocadillos y apariciones, sopas, platos adobados, pasas sobre repollo, rellenas de pasas, cebollas, nueces, cuerdas y pilaf de gargantas de cangrejo, ollas en la bandeja, con aceite griego, con aceitunas Volo, racimos de caviar, montones de tinto cangrejos de río como las mejillas de sus padres ".

El abad, en su escritorio como director culinario, decide que un vino amargo con un fuerte olor a lodo y charco irá a todos estos bocadillos, seguido de otros que son un poco más vigorosos, partidos, "Con fondo de brandy y aroma de cotnarraş, en el que el pescado ya no debe nadar como en el agua, sino que debe consumirse de inmediato".

El recorrido no termina ni siquiera después de tres días completos, aunque es como si esperaras que un asceta se resquebrajara en cualquier momento. Para resistir este asalto hipercalórico a los reductos del cuerpo, los padres se ponen a cantar, a tocar polka, a coros y a girar, impulsados ​​por el "clan" de un progenitor más inclinado a lo mundano, llegando al extremo: torcer cigarrillos y beber incontables cafés, decididos a no morir por uno o dos.

Con espíritu renovado, dedica el cuarto día al Señor, reconocido como el Cordero del sacrificio. Las ensaladas y los postres también son un delirio.

"Para el cuarto día, es decir, el miércoles, se ordenó el cordero, el cordero en sus tres hipóstasis, cordero tierno de leche, oveja y carnero, enteros o batidos, es decir, batallón, con todos sus apéndices, desde el cerebro, la ubre, la cabeza, hasta el fudulii, pastel de gichir, también llamado drob, borscht refrescante, guisos, comida de estragón, entrañas asadas coronadas con escobas volteadas y lavadas en diez aguas.

Por supuesto, todas las ensaladas adecuadas: diente de león, mantequilla, berros, berros, cebolla y ajetes, espinacas, lechuga especialmente mimada en la huerta del monasterio y, finalmente, tortitas con guindas y rosquillas, pasteles y bollos retorcidos.

Con la elección de los vinos, esta vez, los santos se deslizan entre las cenizas de la confusión. Simplemente no sé cuál me vendría mejor, así que decido, ahora que el banquete ha llegado a su punto culminante, sacar a la luz toda la artillería que tengo y disparar en esta ocasión, una lección para otro momento.

"Y una compañía de quince garrafas grandes, llenas de ojos, hizo su entrada y se inclinó sobre la mesa".

Voiculescu es refinado y sutil. Mantenga el tono y la tensión de la historia en desacuerdo sin concesiones. Nunca da la sensación de deslizamiento de la escritura o falta de control sobre el lenguaje. No nos da pistas, salvo a lo sumo por el rebote, que es el grado de burla de los monjes. Para ello utiliza dos ingredientes como barómetro bahiano, como espejo de la intoxicación y el alcohol: la yegua Liza y el protosantehel (obviamente gay) Minodor, que también fue llamado el 'fetichista'.

En un momento, los monjes se dan cuenta, con horror, de que estoy fijado en 13, el número de Judas, pura desgracia. Están al borde de la muerte para solucionar el problema. Tras varias propuestas, Minodor también salta con una: bajar el icono del Salvador y colocarlo en la cabecera de la mesa, con una cubertería al frente, como en las bodas de Caná. En un ligero destello de lucidez, el abad escapa:

"¡Cállate, tonto! En las bodas de Caná, Jesús era de carne y hueso y caminaba entre la gente. ¡Ahora es nuestro dios y nos golpea! "

Finalmente, la 'punta de Iscariote' va bien cuando llevo la yegua de Liza al trapecio. Como, según la creencia popular, un caballo hace hasta siete personas, todos dan un suspiro de alivio. Es solo la bestia, sigue siendo la bestia. Justo en medio de la mesa, llena de necesidades naturales, la yegua separa descaradamente sus patas traseras y levanta un charco tan grande que los santos padres se ven obligados a levantar los pies en las perchas de la mesa.

Se produce un nuevo y tormentoso debate: ¿dónde poner la yegua en un lugar seguro lejos de los ladrones? Ni en el establo, ni en la iglesia, ni en la iglesia, ni en el sótano, no porque esté húmedo y tenga reumatismo en las muñecas… Finalmente, decido: el mejor lugar es en el campanario, al aire libre , cerrado con candados y cables detrás de una puerta de roble.

"La yegua estaba borracha, comida. La pusieron amablemente en el cabestro, acariciando su hocico, acariciando su cuello, dándole palmadas en la espalda y empujándola hacia la entrada. El animal blanco, a la cabeza de la multitud negra, parecía estar tirando de un dron tras él ".

La escena de la yegua trepando al campanario tentándola con un cubo de avena, empujándola por detrás desde 'suavemente' en la empinada escalera y moviendo sus piernas con sus manos es, visualmente hablando, digna de Kusturica, en el contexto de Diálogos de Tarantino. El monasterio ahora también está completamente asegurado, por lo que la diversión puede continuar sin obstáculos, especialmente porque todo el lío con la yegua causó a los ermitaños un hambre terrible.

Inmóvil de la mesa "como una gran y aterradora vigilia", el delirio de los hermanos continúa con evidentes deslizamientos hacia el desenfreno, en el sentido de la ausencia de toda contención. El tiempo se suspende, los límites se eliminan, las máscaras caen, las inhibiciones desaparecen y el vino comienza a dictar las reglas del juego.

Como el baño está un poco lejos, en un extremo oscuro de la habitación, y con la parábola de la yegua fresca en la mente, los devotos ya no se molestan en preocuparse por las cosas pequeñas, sino que contribuyen alegremente al charco que ya se ha formado debajo de la mesa. Sobre todo, se cantan mezclando los tropariones de la Resurrección, los versos del prohod y los cánticos del mundo.

"El abad, doblado en su silla, tiró de él, con una rodilla sacó, el hermano Minodor, que con sus mejillas descaradas, sus ojos azules lánguidos, y apenas una libra de pelos negros en su labio superior, su cabello anillado en de espaldas y con la larga túnica de mohair, parecía un ángel apoyado en el pecho de un viejo santo. El ángel cantó con una melodiosa voz infantil "El monje de la antigua ermita" y el abad aguantó la resaca ".

Después de unos 4 días, dijo, "se había apoderado de ellos una serenidad, una liberación de todo, un olvido de las preocupaciones cercanas a los hechizos, que los cerraban como una isla feliz". Dirías que los santos padres necesitan practicar varios ejercicios de maniobra para acostumbrarse a la plenitud de la abundancia del Reino de los Cielos, para que no sufran demasiado al llegar allí.

Acción de Gracias hubiera transcurrido bien si no lo hubiera despertado la alegre compañía gastronómica del repique irregular de las campanas de su propia torre, justo cuando se endulzaban a 'ojos de cordero de rábano picante con rábano picante y unos melones jactanciosos como sandías' .

Los ruidos crecientes los dividen en dos grupos: algunos creen que es obra del diablo, otros que los ángeles. Las innumerables garrafas de vino que acompañaban la procesión de la comida les habían hecho olvidar por completo a la pobre yegua encerrada en el campanario, que, borracha y sin comer, había roído, desesperada, todas las cuerdas de las campanas, tirando del anillo sobre ellas.

Armados con cruces, ballestas y el ícono milagroso en el camino a seguir, los padres se atreven a entrar al patio y dirigirse a la torre. Despierto, el Papa Bolindache se sorprende con la revelación: "Liza, Lizușca, la hija de mi padre, espera, ¡ya voy pronto!"

Y aquí sigue la escena de un final glorioso: fracasan todos los intentos de descender la yegua por las empinadas y estrechas escaleras del campanario. La atrajeron, le vendaron los ojos, la empujaron. Cada vez más estresada, la pobre mujer apretó los dientes, mordiéndolos, buena suerte con el inteligente padre Nathanail, que vino a hackearla con un plan astuto. Mezcló avena con brandy y domó a la bestia, luego vertió un vaso directamente en su garganta. Como resultado…

"La yegua gimió suave y tiernamente, balanceando la cabeza como una campana, temblando, bostezando, tambaleándose, y pronto se arrodilló y se acostó borracha sobre el pastel, se tumbó en el suelo y comenzó a roncar".

Con un suspiro de alivio, baja al patio y espera a que ella se despierte de la resaca. De hecho, a pesar de lo humeantes que están, tienen la fantasía de verterse un poco de jugo de potroace o incluso una taza de café en la garganta para recuperarse mejor. Mientras tanto, su amo piensa ansiosamente: "Si no cayera en el don de la borrachera ..."

Después de casi una semana de diversión sostenida, ¡en la que culminó! nadie cayó debajo de la mesa, sigue el cruel momento de la despedida. El carrusel se detiene, al igual que la sarabanda de la cocina. Tristemente, el abad les da la bendición de un buen camino, mientras los hermanos, movidos, agitando las anchas mangas de los mantos, les desean: 'Tan pronto como vengas a nosotros, sácanos del entumecimiento del monasterio, ayunando y oraciones '.


Repollo fresco endurecido y papas fritas nuevas - Recetas

Como y que comieron nuestros clásicos

En 1841 aparece un libro, para las gastronomías de nosotros, fundamental: 200 recetas buscadas por platos, pasteles y otras tareas del hogar.

En ese momento, era un volumen de época, no solo porque llevaba la firma de dos de nuestros ilustres eruditos, sino también porque inadvertidamente almacenaba una gran cantidad de documentos. Hoy, lamentablemente, observa Pierrot con un gorro en mí, tampoco pueden prepararse (fácilmente) mitad de las inolvidables joyas de la cocina! Palabras raras impregnan las recetas, volviéndolas, más de una vez, crípticas, pero ¡qué apetitoso / tranquilo sigue siendo, después de siglo y medio, "el medio para hacer queso con patatas"! („… Después de que hayan hervido bien y enfriado, sacar la piel [de las patatas -n.n.] y frotarlas bien en una rosquilla, hasta que quede una especie de masa. A las 5 en punto ( California. , del turco okka, es decir, aproximadamente 1,3 kg., n.n. ) de esta masa poner un chorrito de crema agria y la sal necesaria, luego mezclar y frotar bien. Cuando se considera que están bastante frotadas, la mezcla también se cubre. se deja descansar tres o cuatro días (¡esta frase siempre me pareció un milagro de personificación! - n.n.). Se vuelve a frotar la mezcla y se coloca el queso en pequeñas migajas o conchas para escurrir la humedad. Luego se seca a la sombra y luego se coloca en macetas grandes o pequeñas, donde permanece durante quince días. El queso está listo y listo para comer, pero cuanto es este queso más viejo, el mejor ").

¿Qué dices? Además del valor y la belleza de la receta, hay una conducta de expresión reconfortante, un sonido agradable de los términos, ¡una franqueza de la imagen que se despierta en la mente! Eso sí, hoy, cuando estamos prosaicos y temerosos de la indigestión, no nos apetece picar la nata que lleva 2 días en el frigorífico, miraremos la que ha estado en poco más de tres semanas. para frio el poloboc sería!). Pero mira, nuestros antepasados ​​no le tenían miedo a la edad de los alimentos: ¿habrían sido más robustos? ¿Los barabs y los derivados de la leche eran de mejor calidad? Ciertamente, ¡uno y otro!

Pero, ¿qué es lo que no aprendes del libro de los pasoptistas? ¡Qué palabras raras y misteriosas no aparecen ante tus ojos lujuriosos (y filológicos)! Chitonag de gota (mermelada trivial), vişinap (cereza ácida tradicional), castale helado (un postre maravilloso, hecho de castañas que se fríen en un "café tostado", luego se sacan en palillos y se espolvorean con azúcar), Meridon de arroz ("pollo y un poco de estiércol de dos fanegas"), voz (un simple glaseado de clara de huevo, limón y azúcar), orjada (bebida a base de almendras finamente molidas), coriabele (los barcos de mi infancia, ahora desaparecidos), barras bagel (pudín de friganele, ¡pero una fantasía mucho más complicada!), cómo hacer sacudir (una especie de gelatina o sorbete con sabor a áspide), el arnés (cordones de casco que puede procesar en diferentes formas) y así sucesivamente.

Finndcă Todavía mencioné las delicias léxicas, un cocinero, un laico laico, un investigador, un estudiante con obsesiones culinarias, si quisiera descifrar el libro de los grandes precursores estudiado en los libros de texto, ¡experimentaría una terrible decepción! Tres cuartas partes de los arcaísmos (turismos, francesismos, griegos, eslavismos, regionalismos) no aparece en los grandes diccionarios de Rumanía!

Doy un ejemplo: en HAMUT, Diccionario universal de la lengua rumana - vocabulario general (E-M), publicado en MYDO CENTER en 1996, ofrece la denotación: “Hamut , Hamuturi n. (inv.) parte del arnés que pasa sobre el cuello del caballo ”. O, obviamente, los autores de nuestro manual no pensaron en los accesorios del arnés.

Que todavía tienes, a través de familias, antepasados ​​no escleróticos o colegas de Al. Los cereales llegaron al mundo a finales del siglo XIX, aprovéchalos y pídeles que dejen claro el significado de estas antiguas recetas, combinando lo útil con lo agradable. Eso es hasta que los editores de nuestro diccionario piensen en la utilidad de uno dedicado a la gastronomía (desde sus inicios).

¡Puede que haya perdido la paciencia para encontrar las palabras sanas, el lugar de nacimiento de la nostalgia literaria! Cuando releí (¿cuántas veces?) La opulencia de los pasoptistas ( 200 recetas buscadas ...), mi sentido tiembla tanto rápido-secreto de las paginas! ¿Cómo es posible, en apenas siglo y medio, que desaparezca casi la mitad del significado semántico de las recetas? Lo que E. Lovinescu profetizó que pasaría con el teatro de Caragiale (necesitará, en apenas medio siglo, un diccionario), aquí sucedió, sin que ninguna Cassandra lo anunciara, con un libro de platos apacible, apacible y distinguido / fútil, de escritores que , en su prosa o en su teatro, ¡permanezcan legibles! Deduzcamos de esto, no por primera vez, que la sencillez del arte culinario sigue siendo un simple prejuicio "secular". ¡La idea nos hace sonreír!

El ejemplo más revelador es la lectura del índice del volumen (también llamado: "escala"). Además de las recetas que no se han devaluado (como valor práctico), el amante de las sacarinas filológicas encuentra aquí frases que son populares hoy en día, como: "buey a la moda", "espinaca al curry", "remolacha roja", "pasta masa "," Guisantes en grano "," queso volado "," sauce de rábano picante con almendras "," caldo de sauce de champiñones "," pollo con algodón "," pudín con chupito "," torta de lentejas ralladas "," corteza ", "Millarod", "mandel cuhen con hojas", "craplen", "blamanje" también aparecen en Chirita!) etc. Así como un famoso artista gráfico francés editó un álbum de objetos imposibles, podríamos decir, en la época del Mucalitic, que los dos pehlivanes de la cuhnia moldava (¡y no solo!) ¡Publicaron un manual de recetas imposibles (hoy)! Una ama de casa desprovista de imaginación, paciencia y cultura, si accidentalmente pone sus manos sobre la biblia de la cocina nacional, después de hojearla por un máximo de cinco minutos, la tirará pensando que es inútil. ¡Santa sencillez!

¡Qué apoyos (vocabulario) de poema surrealista existen en nuestros predecesores, M. Kogălniceanu y C. Negruzzi! ¿Qué dices del poema en verso? Medios para gallinas ponedoras en Fiteşcare época del año? (en realidad, el título de un consejo para amas de casa, contenido en la "escalera" del libro) o las admirables despidos "¿Debe de mostaza" o "harina posmagi", "salchichas de carne"? ¿Qué dramaturgo absurdo no disfrutaría con gusto la frase "leche voladora" o "la cara de poder conservar la carne fresca durante unas semanas en el verano"? ¡Qué elegancia de la perífrasis en el nombre “pudín de cangrejo de río llamado meridon”! ¡O cuánto humor (¿involuntariamente?) Se condensa en el nombre de la receta "nena sin leche" (variante: "muy buenas nenas escaldadas")! Qué extraño suena incluso el componente más simple de un refrigerio frío: "queso de vaca”!

¡Tiempos saludables! Los albores de la cocina nacional no pertenecen, además, a profesionales anónimos, ¡sino a intelectuales ilustres! De Cronicari, D. Cantemir, Ion Ghica, Manolachi Drăghici, el tándem mencionado anteriormente, Odobescu, Caragiale, Filimon, Hogaş. a Sadoveanu, Ionel & amp Al. O. Teodoreanu, T. Muşatescu, Arghezi, V. Voiculescu, Eugen Barbu, G. Bălăiţă, Octavian Stoica, Radu Anton Roman, Andrei Pleşu, Adriana Babeţi y otros, los primeros siglos de literatura de culto coinciden, en los países rumanos, con los primeros siglos de la ciencia gastrónomo.

¡Tierras ricas! ¡Gente rica! Mente rica que supo robar lo mejor del francés, austrohúngaro, palico y otomano, para sentar las bases de una cocina sólida…Nación!

Por ejemplo, como el pincel de un clásico holandés, el moldavo Ion Ghica crea una pintura que, por la belleza y la fuerza de estimular las papilas y los jugos bulímicos, merece ser reproducida en conclusión: de patas, terneros y patas de cerdo. Con y sin ajo: cada uno de estos resfriados tenía detrás un cerdo o un pato de cerdo con orejas erguidas y fosas nasales hinchadas, limpias y cavadas. En medio de la despensa se levanta una gran pirámide de pechugas de oca destinadas a ser ahumadas, a pastrami luego, por todos lados, festones de grandes salchichas y mititei, alineados uno tras otro, y colgados del techo, que parecía cuerdas un barco listo para ir al fondo, una batería de jamones desafió, con orgullo, York y Westfalia ”...

Te creo, un paisaje así podría asustar, por opulencia y fuerza sugestiva, no solo a Yor kul y Westfalia, sino a todo el mundo, a veces caído, nadie puede entender por qué, en imposibles días de ayuno ...

Categórico, ascetismo ¡no es una palabra rumana!

Glosario - en Kog ă lniceanu & amp Negruzzi

(explicaciones de cocinera¡No filólogo! Por eso, FINALMENTE, ¡será posible cocinar después de este volumen!)

Latón - limón (ver, por ejemplo, la receta Latón zalatina)

Astariu - paño muy grueso a través del cual se cuela el jugo (ver, por ejemplo, la receta Queso de vaca)

Ballet - barril (ver receta Vişinap)

Calup - sartén, cazo, cuenco (ver receta Pudín de cereza)

Caralab - gulie (ver receta Sopa francesa)

cuartilla - chisea, vasija (ver receta Sopa con albóndigas)

Pegamento - (aquí) gelatina (ver receta Latón zalatina)

(A) dar onda - hervir (ver receta Frijoles, guisantes y encurtidos)

(De) isnoava - desde el principio (ver receta Pollos calientes)

Drama - unidad de medida = 3,2 gr. (ver receta Salchichas de carne)

Fasc - ( aquí) mezcla (v. receta Pasta de paloma)

Brotes, banquetes, banquetes - pistacho (ver receta Leche zalatina)

Felegene - tazas (ver receta Pudín de cereza)

Gavanos - frasco grande (ver receta Cómo hacer levadura de pan)

Hagima - cebollino (ver receta Pavo relleno)

Hamut - ( aquí) palito de coco (ver receta Golondrinas)

Imbir - jengibre (ver receta Pechuga de ciervo con salsa)

Mayo - hígado (ver receta Mayores de oca con salsa)

Marola - lechuga (ver receta Puré de sopa)

Ganso - unidad de medida = 1,29 gr. (ver receta Zalatina de frambuesa)

Nieve - (aquí) espuma de clara de huevo (ver receta Friganele relleno de almendras)

Palmac - unidad de medida = 3,5 cm. (ver receta Chocolate giratorio)

Pastet - pateu (ver receta Pasta para picar)

Picluita - tamizado (ver receta Caldo de plátano rojo)

Pilug - herramienta de molienda (ver receta Queso volador)

Pomosoara - grosellas (ver receta Baya zalatina)

Posmag - pan rallado (ver receta Brochetas)

Puhav - (aquí) refinado, esponjoso, suave (ver receta Sopa con albóndigas)

Sauce - jugo (agrio) con el que se engrasa el filete (ver receta Buey de moda)

soda - nitrato de potasio, salitre indio (ver receta Carne en escabeche)

Slifcă - nata montada, nata dulce (ver receta Zalatin de vainilla)

Disparo - (aquí) recalentado (ver receta Pudín de pan)

(Imprimir - (aquí) para decorar, decorar, pero también solo para presionar los platos (ver receta Pavo pavo)

Trahana - masa sin levadura con la que se elabora la pasta (ver receta Trahana para sopa)

Zalatino - albóndigas, gelatina (ver receta Zalatina de hachas)

(Se) zbici - secar, secar (ver receta Cangrejos de río)

¡Estaba en el pub del valiente soldado Švejk!

. Sí, et en Arcadia ego! Desde la edad de 17 años, cuando leí por primera vez la obra maestra de Hašek, luego anualmente, es decir, durante las recitaciones, porque el deber del amante de Švejk es releerla año tras año, con santidad y rugir espasmódicamente, y cómo él golpearía sus hocicos por primera vez! - Así que durante cuatro décadas HE SOÑADO con entrar en el lugar frecuentado por el enorme soldado, por el genial humorista, por el incomparable ironista concebido por el gran escritor checo.

"En el bar En Kalicha era solo una mostaza: el agente secreto Bretschneider de Securitate. El posadero Palivec estaba lavando platos, mientras Bretschneider intentaba en vano tirar de él de la lengua. ] Su rostro sombrío revivió solo cuando llegó Švejk, quien, entrando en la plaga, pidió una cerveza oscura, haciendo el siguiente comentario: "¡Y hoy es un día de luto en Viena!" No pasa mucho en las primeras páginas de la novela, es cierto que desde U Kalicha comenzaba el destino libresco / glorioso del personaje, detenido al final del capítulo, junto con el inmundo Palivec.

Bueno, cuando llegué a Praga, solo quería llegar Allí no fue fácil. Nadie en el grupo sabía quién era el glorioso soldado. Los guías tampoco buscaban la cervecería. Además, el lugar no era demasiado barato. ¡Y ni siquiera estaba seguro de estar libre en Navidad cuando estuviéramos en Praga!

Sin embargo, ¡sucedió el milagro! Esta noche para Navidad (recuerde, ¡no en una noche cualquiera!), a las 8 pm, entré a la cervecería en cuestión. En la entrada, muchos souvenirs marcan al valiente soldado: fósforos con su figura, jarras de cerveza con su cara, muñecos, camisetas, gorras militares, vistas, tarjetas de felicitación, etc. Además, estaba en el vestíbulo del restaurante. ¡El mismo Švejk (muñeca de tamaño 1: 1), en una mesa, con una pinta delante de él! Cómo resistir la tentación de tomar fotografías con él.

Había algo interesante en el lugar: dos músicos con gorras de la Primera Guerra Mundial (un acordeonista y un soplador de tuba) que pasaban entre las mesas despertando la nostalgia musical y en las redes - dibujados por un amante del graffiti moderno, pero con textos del libro. El lugar no estaba abarrotado, como habríamos esperado, tal vez donde por la noche la gente estaba haciendo planes familiares con nosotros, todavía había algunos orientales y algunos alemanes. Probablemente dos o tres rusos (¡porque Praga se quejaba de ellos!).

Desafortunadamente, el menú fue decepcionante: un aperitivo cuasi / nauseabundo (esa bebida amarilla como re se llamaba, en el pasado, ¡Dávila cae!), Un refrigerio modesto, un poco de buffet de la estación de tren (salami, queso, aceitunas), un bistec de pato con albóndigas de patata y maíz, además de col blanca y col lombarda endurecida (un poco dulce, ¡bre!) y un poco de tarta. Más una cerveza con sombrero. Y los músicos estaban haciendo señales bastante impertinentes, es decir, por qué nadie vino euro en el tubo?

Por suerte no tuvimos tiempo de complicarnos, porque los pragmáticos camareros nos apresuraron a salir rápidamente, después de menos de dos horas de estacionamiento. Hm. Para 25 euros por persona, un poco, queridos conciudadanos del gran soldado! (¡Un amigo que vive en Praga desde hace una década me dijo que su menú no suele superar los 10 euros!).

Le preguntamos al camarero qué estaba comiendo Švejk y dijo: "¡Quizás sea eso!" dueño local. De todos modos, me alegro de haber estado con el héroe de Hašek durante al menos dos horas: si la gente de Praga no tiene idea de cuál es su gigantesca dimensión, en el mundo de la literatura, es su trabajo, es su falta. Yo, junto con los muchos que lo deifican, nos consideramos privilegiados por haber sido, en Navidad, En Kalicha. Y cuando recitemos Hašek, lo haremos con otros ojos: con los ojos del iniciado en las cervecerías Švejkian.

La única dictadura agradable.

. es el del título de la antología recientemente publicada: Dictadura gastrónomo (Cartex Publishing, 2009). "Ella es la más vieja y longeva dictaduras el mundo ”- dice Simona Lazăr, el prefacio y cuidadora de la edición, disfrutando de las cohortes de gourmets que todavía consume oxígeno y benditas tierras mioríticas.

de La palabra de bienvenida también encontramos datos breves pero bien seleccionados sobre el autor: provenientes de Pind, en el siglo XIX, el pueblo Bacalbaşa se instaló en Galaţi, para hacer negocios. Luego, llegaron a Bucarest, donde se dedicaron al periodismo y al teatro.

Ahora, solo nos interesa Constantin, el gastrónomo.

Como dije antes, muero cuando escucho a las amas de casa llorar "¡ay, no sé qué más comer!". ¿Tu no sabes? Abres el libro de Constantin Bacalbaşa 1501 platos e inspirarte: Sopa normanda (¡con nabos! ¿Quién recuerda todavía, en 2010, nabos?) o puré de lentejas (No he comido desde la infancia), Francés papara (con pan, mantequilla, sal, huevos, leche), sopa de tapioca (una vez que agarré, ¡en tantos años de vida!).

Pero no digas que estoy diciendo tonterías, pon tu mano para escribir una sopa que va al corazón, esta temporada, y no es complicado de hacer - sopa de melón: poner pequeños trozos de sandía en agua hirviendo rollos de cebolla en mantequilla luego, cuando la cebolla esté cobriza, triturar la sandía con una cuchara de palo, sobre la cebolla, poner sal, mucha pimienta, dejar calentar al fuego y verter en el bol todo sobre una rebanada de pan.

Yendo al camino dos: pepinos fritos (¿quién más hace eso hoy?), comida de trigo verde (¡eso también es saludable, bre!), repollo gratinado, pan de apio (¡buena idea!), espinacas con berenjena, alcachofas en salsa remoulade.

El desierto: manzanas en pan (¡Vamos, eso también es barato!), fruta debajo del pan (tenga en cuenta esto, que es bueno para la crisis: poner en una bandeja las frutas, que verterías sobre agua y luego, encima, azúcar - para cubrirlas finalmente, rebanadas de pan de 1 cm, remojadas - en leche el pan cubrirá por completo las frutas sobre el pan, la mantequilla todo va al horno, aproximadamente media hora), muslo de castaño, cuatro cuartos.

Como puede ver, aunque fue escrito en el período de entreguerras, el libro de Constantin Bacalbaşa sigue siendo relevante hoy en día, incluso si a veces reemplazamos algunos ingredientes. La edición de la que hablo tiene otro mérito: también ofrece información culinaria / cultural. Algunos ejemplos: embutido, en ese momento, eran los platos que se servían en la mesa antes de los platos principales. Gigot o Jigou, para los que no lo sepan, es la cabeza de carnero. Baron d'Oubril venía de una buena familia, pero también amante de la gastronomía. Frantz Iosif I Cuando llegó a Bucarest, no tenía nada de pretencioso para comer, el rey Carol I le ofreció, en Capşa, bombones Franz Iosif. Sultán Abdul Hamid II, después de matar a su esposa, se volvió loco y murió en el exilio. Costilla de plata es un plato dedicado a la reina María de Rumanía. Salsa bechamel es un homenaje al marqués del mismo nombre. Muselina (Muselina) proviene del hecho de que se asemeja a la muselina, una tela fina. Demidoff - proviene del nombre del conde ruso famoso en el siglo XIX por el placer de frecuentar lugares de lujo. Cardenal es una salsa creada para Mazarin y se utiliza en mariscos y langostas.

El volumen comienza con un elogio sincero del gran Brillat-Savarin, luego nos enseña Cómo para comer ("dieta fructífera - por la mañana, carnívoro moderado - a las 12 y vegetariana - por la noche"). Aquí, por supuesto, el hombre de hoy tendría un poco de moderación: para muchos estudiantes de tercer grado, el desayuno incluye desayuno, y para otros, la cena reúne a los tres. Pero en ese momento (1934-1935), la vida era tranquila y estrés aún no había nacido, como término y condición.

Observaciones sobre con que alimentamos: el autor también revisa los alimentos comunes del rumano, explicando sus cualidades y defectos: algunos son conocidos, por supuesto ("la leche no es digerible durante la comida" "huevos - indigestos, pero muy nutritivos"), otros - menos: "El suizo es más nutritivo que la carne de vacuno" (elegante! -n.n.) "hígado de ganso - muy indigerible" "champiñones - muy indigerible y muy poco saludable" "sopa de panza - sabrosa pero muy indigerible" "crustáceos - muy nutritiva pero excitante" y así sucesivamente.

Por supuesto, el hombre refinado, leyendo los consejos de Bacalbaşa, con razón podría preguntarse: hermanos míos, bueno, si todas las cosas maravillosas son indigeribles (caviar, trufas, Foie grasel intercambio, bueno, ¡¿por qué ponerles otro cochinillo de dinero ?! Y si la langosta es emocionante, ¡qué gran problema, hermano!). Verás, después de tanta serie de consejos, ni siquiera sabes qué dieta adoptar: ¿sigues disfrutando de tus placeres culinarios, a los que estás acostumbrado, para toda la vida, o te rindes y seleccionas solo productos que no son indigeribles o excitantes?

Creo que tenemos que elegir el camino intermedio y luego, afortunadamente, esas cosas buenas mencionadas anteriormente, de todos modos, son casi inaccesibles para nosotros, por razón de precio.

Por eso no puedo concluir estas líneas sin unirme a una de las sabias exhortaciones del escritor: "Aprovecha la corta vida, aprovecha la buena comida". ¡Ayúdanos Dios!

Y, como bien señala Simona Lazăr, Bacalbaşa no se olvida de permanecer, en este trabajo de cocinera, y Escritor : ”La el fasolea él baila en la olla, el pescado silbar, los platos canta en llamas". Aferim.

Con el tiempo, como dije antes, encontré todas las oportunidades importantes del arte culinario rumano. Y mi corazón se llena de alegría cuando veo que el estante de la biblioteca se vuelve demasiado pequeño.

También me detendré en el Capítulo IV, titulado "Régimen favorito". Aquí, el autor publica respuestas, banales o sorprendentes, a la pregunta dirigida a todos los amantes del arte culinario: ¿Cual es tu plato favorito?

Se dice que somos lo que comemos. Bueno, las páginas de respuestas caracterizan un mundo, pero también una época. ¡Y no deja de ser relevante que algunos de los que se han confesado tengan nombres ilustres! La Sra. Ana Berlescu, por ejemplo, prefiere espinaca en hojas de espinaca (portada que hoy ha desaparecido de nuestras cocinas!) Maria Arbizani confiesa que le gusta cangrejo de río (y ella, un alimento que se elabora con poca frecuencia, en nuestro país) La Sra. Elena Stelian Popescu muere después de la silla de montar en forma de hongo la cuñada del autor, Laurenţia Bacalbaşa, propone guiso de mi Ustedes bastardos, el cordero astuto y alivencile (Por cierto, la última receta me decepcionó, ¡al estar hecha de pobreza lo hago divinamente! - Perdóname por mi falta de pudor) en cambio, de la señora, quizás reparadora, conservé la receta. Pudin de parmesano (vea la página 51).

Otras personas también respondieron a la pregunta del escritor con nombres de platos interesantes. pato con aceitunas, pastel de ciruela-ul, suela en todo París (Pescado vivo, de un enorme acuario, bajo la mirada del cliente y preparado con salsa de vino y empanadas de camarones es curioso que el autor de la receta, el exministro Derussi, nos informe al final de su discurso: "puedes encontrar esta comida todos los días en Restaurante de pescado, un barman en Copenhague - si no está en sus manos "Ministro, nos da vergüenza admitir que lo estamos.), Ensalada de caviar negro con berenjena (¡No probé este!), El último que respondió el cuestionario fue su iniciador: entre los dieciséis platos preferidos por Bacalbaşa, recordé Costa de plata asfixiada, sitar relleno, pollo ensangrentado [sic! -n.n.], Santa Alianza Pularda y caza de codornices.

Aunque a veces no estemos de acuerdo con el clásico de nuestra cuhnia: por ejemplo, respecto a alcohol"Beba, pero sólo si tiene sed, y antes de las comidas, tome sólo vasos de agua, como mucho alcoholes débiles, y aún así corte mucha agua" (p. 31). No puede ser un consejo gourmet-enólogo, malo. O, a la receta de carpa en sus escamas, se nos indica que no limpiemos el pescado, ni que lo partamos, sin que se le quiten las entrañas de las orejas (operación difícil, ya sea entre nosotros). O: para aquellos que no aguantan el aceite, se recomienda. manteca! (¡Por cierto, nuestro chef desperdicia mantequilla en estas recetas!).

Cocineros con artistas de ayer y de hoy.

Aprecio a Candid Stoica porque es un verdadero intelectual, porque es un excelente comediante; parece que tiene pequeños papeles, pero Rumanía siempre ha estado orgullosa de ello. estupendo actores de papeles menores (Ion Manu, Tomazoglu, Mircea Constantinescu, Tudorel Popa, Eugen Racoţi, Ovidiu Moldovan, Emil Bîrlădeanu, Laurenţiu Lazăr y otros) y todavía lo aprecio, porque gracias a él conocí a una de las chicas más bellas de mi historia. erótica, Ligia.

Oh, no lo olvidemos: todavía le estoy agradecido porque cuando era estudiante, actuaba en su dirección Tigre de Schisgall, el Club T 4, de Bucarest.

Su diarioEsas locuras que pasan detrás de escena) tiene, además de deliciosas historias del mundo del escenario, y tristes recuerdos de. la edad de oro, y pasajes dedicados al placer del histriónico de beber y degustar algo, hablar. En el escenario, en El carrito de la cerveza, o en torneos.

La primera descripción del género se encuentra en el relato de una gira externa con el espectáculo. Svejk. La grata tarea del actor Dem Savu fue comer, en el escenario, a embutido. Afuera, como sabemos, el hambre hace estragos: preguntó el actor dos. Pero su socio, Florin Scarlatescu, también era codicioso: entonces, los pobres accesorios trajeron al escenario. Tres! Luego, cuatro porque el apetito viene de comer, ¿no?

El público, que no entendía el idioma rumano, se divirtió terriblemente, creyendo que la obra de Brecht era una. sobre las salchichas! Fue desagradable volver al país, cuando los atrezzo, más los actores bulímicos tuvieron que devolver, en lei, la diferencia de peso.

Por supuesto, en otro torneo, nuestros histriónicos pueden burlarse de sí mismos, pidiendo steak tartar sin saber que el músculo de ternera está crudo! Pensé que los artistas rumanos habían cruzado la línea del prejuicio: estaba equivocado.

Además, de la gira de Moscú, no hubo ningún artista rumano al que no se le pidiera que viniera al país. incluso con un tarro de mostaza. Fue una pesadilla buscar la preciada especia (garciţa)! Finalmente, después de horas de carrera y cientos de neuronas perdidas, el artista rumano no se rinde, ¡y llega a su tierra natal con mostaza rusa! ¡Hónrelo!

Pero, ¿qué haces con el caviar negro? ¡Candid no podría regresar de Moscú sin caviar negro!

¿O qué defecto tiene la bebida? Sobre el whisky, el actor nos recuerda que te hace inteligente, sin intoxicarte a diferencia del brandy, que ya no tiene tiempo para hacerte inteligente.

O, en una gira por Moscú, nuestros actores lo intentaron. no burlarse de su país bebiendo vodka con un aborigen. El ritual fue simple ".Votar? preguntó el ruso. Votar- respondieron los compañeros. Stacan? Stacan! El ruso vertió vodka en vasos de agua y contó: Adin, dva, tri , después de lo cual los tres rodaron sus vasos. Después de realizar esta operación tres veces, comenzaron a buscar el encendedor. Y encontraron ese encendedor. estaba clavado al suelo, y así fue. ¡micrófono! Entonces, se despertaron.

Pero, ¿cuántas referencias gastronómicas no se hacen en el libro de Candid Stoica? Sobre el queso 14.50 (gracioso fue Dem Savu, quien en París, preguntó qué tipo de queso prefiere, respondió con franqueza: "¡Por eso es 14.50!"), Sobre los melones en el barril, sobre los menús de Año Nuevo, sobre Orson Welles mesa en Mignon, sobre las muchas reuniones desde El carrito de la cerveza, sobre las "pilas" que había que tener para tomarse una cerveza bien fría en verano en una terraza.

Una extraña mezcla de nostalgia y decepción despierta en el diario de Candid Stoica. Afecto porque era joven y todo me estaba permitido tristeza, porque pensaba que todo me estaba permitido.

¡Volvamos a los albores de la cocina nacional!

…¿Cómo? Muy simple: imprimir y reimprimir las operaciones de los siglos pasados. Amar los viejos libros de cocina con amor, obviamente desinteresado. Documentarnos, renunciar a los prejuicios, encontrar ingredientes que puedan reemplazarlos. los viejos hierbas.

No tengo una fortuna más precisa, mi única fortuna (además de mi familia) la componen viejos y nuevos libros de gastronomía. Tengo más de 200 copias, una y una. Tengo volúmenes carne de res y algunos volúmenes. Pero los amo igual, porque los criaré de ellos, en el momento de la jubilación. último (¡porque también tengo la oportunidad de acoger a jubilados!), una fortaleza de libros.

Recientemente, una nueva operación llegó a mi cocina: Maria Maurer, Libro de cocina. Es el primer trabajo especializado impreso en Bucarest, alrededor de 1849. Por supuesto, también estaban el manuscrito Brancoveanu (¡impreso tarde!), y la famosa obra del tándem Kogălniceanu / Negruzzi, y la traducción de Manolachi Draghici de Robert ... Pero este libro, publicado por diario, es una cabeza de puente de montaña. Un hito imprescindible. Por tanto, debemos agradecer a Simona Lazăr y Anna Borca la sorpresa. Mis amigos de Iasi, gastrónomos apasionados y profesionales, seguro me llamarán, después de leer este artículo, para preguntar por mi volumen. Les hago saber que, a pesar de lo generoso que soy, dejo una copia a un lado (es decir, compré otra Tres volúmenes, sabiendo que no tienen dónde comprarlo).

La portada suena, como esperábamos, como un poema surrealista: “Libro de cocina / portadas / 190 sobras de comida, pasteles, / crème, mousse, jalatina, helado / y cómo guardar las cosas / para el invierno, / todos / elegidos y juzgado / por un amigo / de todas las amas de casa ”... Por supuesto, el autor, con un nombre familiar para quienes agarraron el personal comunista - no tendrá nada en contra de su distinguida operación de sensibilizar también a los hombres, que solo los chefs de los grandes bares del mundo nunca han tenido hambre.

Para ver cuán injusta es la historia de la teoría cuhniilor: el nombre del autor, como nos informan los prefacios, es casi desconocido. Eso es todo lo que sabemos: era profesora en un internado en Bucarest. Y, como nos damos cuenta de las primeras recetas, no tenía deseos literarios: escribe lacónico, seco, al grano. ¡Pero también es accesible! ¡Está vacío!

¿Qué aprenderíamos de ella? Propuestas sencillas y factible, en 2007 - porque, en otras obras antiguas, es más difícil desenmarañar, o solo Gase en el mercado, los ingredientes! Digo para diversificar la receta de ustedes, amas de casa y amas de casa, presentando, al menos cada año, en Semana Santa, platos como: Albóndigas de piruletas, tortas de sopa, sopa de panqueques, sopa de moras de ternera, salsa de sardina fría, salsa agria, salsa agria, salsa de estragón, alcachofa, sesos rellenos de sesos, patas de ternera asadas, ¡no Fricadele confundir con brochetas!), Pollo con castañas, especias con queso, Iofcale con queso, Pilaf de sémola, Fideos de fideos, Ternera con salsa de sardina, Cabeza de ternera, Budín francés, Condimentado con almendras, Carne de venado, Carne de venado Cochinillo asado, Capón asado, Vinagreta, Ensalada de caracol, Manzanas jalatinas del paraíso, Vino sato, Rahatlocum, casas de avispas, Gughelupf etcétera Transcribí los nombres de las recetas en el orden en que aparecen en el libro. Es que tienes algo con lo que divertirte, independientemente de la temporada, en las largas y aburridas tardes. Además, lo juro, el 50% de los títulos se hacen con poco dinero, lo que, debemos admitir, importa hoy.

El libro de cocina de la Sra. Maurer también se beneficia, además de las recetas axiomáticas, además de prefectos y una nota sobre la edición, de avisos final, glosario, índice y amplificador cubrir. Ah, y por último, pero no menos importante, una elegante presentación gráfica.

Sobre bulímicos y (¡también!) Anfitriones hospitalarios.

Una vez leí una prosa cuasi policial -no recuerdo al autor- en la que el detective visita a una dama dudosa, cuyos hombres morían, uno tras otro, cada pocos meses. El inspector resuelve el misterio: su viuda múltiple es el asesino ...gastronómico. Cocinó tan bien, en cantidades tan grandes, que los desafortunados sucumbieron a comer en exceso. El golpe teatral de la prosista: el policía inmediatamente le pide esposa, en un acto de refinado suicidio ...

También tuve la oportunidad de conocer al gran Ştefănescu-Goangă: ​​una vez asistí a uno de sus almuerzos en el restaurante cabaña, de la Capital. En treinta minutos se terminó medio kilo de salami, medio telemea, 20 pequeños, dos filetes, un cuenco grande de ensalada, un litro de vino y dos sifones. Estoy convencido de que si no hubiera sido bulímico, el gran artista podría haber vivido una década más.

Yo participé, hace años, en Bóveda fría, en un concurso de chisnovat, titulado Ataque tóxico. Tomé un honorable segundo lugar porque sé que no es agradable comer rápido.

También participé en varias ediciones del festival de humor itinerante Valentin selvático, en Caraş-Severin, la palabra favorita del organizador (Mircea Cavadia) es "¡Vamos, levántate de la mesa, porque nos espera en la mesa!".

También vi una película famosa La gran comida, que planteó la cuestión del suicidio por gran paciencia.

Estos pensamientos y recuerdos los despertó un reciente artículo de G. Liiceanu, en el que relata dos episodios de su vida como invitado a la mesa. En ambos estuvo acompañado - ¿cómo, si no? - por Andrei Pleşu. El primero tuvo lugar en Alemania, en la casa de un próspero científico, en 1984. Había doce personas en la mesa. En diez minutos (¡eso es lo que duró la comida!) Comieron: una rodaja muy fina de pierna de cerdo, dos hojas de lechuga y media patata hervida. Beber agua del grifo. La anfitriona, orgullosa, dijo que de la pulpa de un kilogramo, ¡se quedó hasta el día siguiente! Cuando se fueron, los rumanos fueron a comer a algún lugar.

Durante el mismo período, de regreso al país, fueron invitados por Horia Bernea a Brad, en la casa de un médico. Se quedaron un poco más porque les ofrecieron, en apenas día y medio, comidas después de las comidas: platos con empanadas de champiñones, con carne, con queso. albóndigas, rollitos de jamón, ensalada beuf, diferentes variedades de embutidos. brandy de pera. borscht de albóndigas con crema agria, col con hojas de stevia, ciervo con salsa de alcaparras, bizcocho blanco con rodajas de naranja fresca y salchichas, deja ir el vino. se arrastraron hasta el dormitorio, jadeando ...

Al día siguiente, desde el principio: bocadillos, quesos, embutidos, escabeche en escabeche, almuerzo con todo, y cuando pensaban que estaban abofeteando, llegaban bandejas de tartas de queso, calientes. los comieron como si no hubieran comido en tres días. la estancia terminó con membrillos con muslos de pavo, aguardientes, vinos, embutidos y quesos.

El final del artículo de Liiceanu es maravilloso: “Sin embargo, éramos muy jóvenes. No tengo otra explicación para eso nos mantuvimos vivos!”.

Pero como estamos en recesión, puede que no sea bueno contar los engaños culinario-bahianos. Me detengo, avergonzado.

La vida está llena de imprevisibles: hace más de dos décadas, colaboré, en el Teatro de Bacău, con un joven alto y civilizado, que era director técnico y en ocasiones actor. También aparece en una foto, de muchos de mis sobres con imágenes de shows personales.

Hace más de diez años conocí, también en la ciudad de Bacovia, a un joven periodista, que primero me entrevistó, luego escribió algunas crónicas y, incluso en un festival, nos hicimos amigos.

Las costureras, como te conozco, te preguntarán qué tienen en mente, con el título del artículo. ¡BIEN, LO TIENEN! Porque los dos han estado saliendo durante más de 250 semanas. Revista Nacional, un excelente complemento - El diario de la cocina. Sus nombres son Simona Lazăr y Tudor Cireş. Cómo InteresesQueda mi notoria gastronomía, entiendes por qué me detengo, hoy, en el número dedicado por los dos gastrónomos, a los platos del teatro de Goldoni.

También estudié en un libro (Espectáculo gastronómico, ed. La casa del libro de ciencia, Cluj, 2000) la confluencia de las dos artes, por lo que la idea me parece maravillosa. Sin embargo, los autores tienen la ventaja de que probaron los platos venecianos en el lugar, ahora los comparan con los del teatro del gran comediante y, además, ofrecen las recetas -que aparecen, en las obras de teatro, solo mencionadas.

Se están investigando 12 comedias (de las más de 120, tantas como nos dejó Goldoni). En el El tiempo en Campiello (plaza - texto que quedó en mi memoria como espectador, debido a la instalación de Purcărete) se ordena “arroz con cordero, claponi, bife de ternera, salamis, dulce y buen vino, rosquillas (fritto), sopa de verduras tradicional (sopa), hígado de ternera, lengua salada, cerebro ”, etc. En la misma página, los autores del suplemento también nos dan la receta. Nos vemos (hígado de ternera).

Amantes Propongo "pasta con macarrones, sopa de hierbas, albóndigas, hígado frito". También se nos ofrece una receta para uno de los platos mencionados. La mujer decente nos devuelve a la memoria olfativa polenta (polenta). ¡Pero la heroína de la comedia convierte su preparación en un verdadero poema! ¿Qué más trae la receta? El hecho de que fue rociado encima manteca (queso de vaca) y luego beber un vino "precioso y dulce". Comedia más conocida anfitriona (jugada en exceso, diría, en nuestros teatros!) también trae, bajo las luces de la rampa, "pichón asado, cocido con marisco y vino de Borgoña". Junto a él, se nos ofrece una receta interesante: el guiso de conchas. No lo olvidemos: la mayoría de las comidas Goldonian terminaban con un chocolate caliente.

Las comedias también se analizan en la agenda de la cocina, desde una perspectiva culinaria La criada inteligente, La institutriz, Sirviente de dos amos, Después de la hazaña y la recompensa, El café, Una de las últimas tardes de carnaval, La mujer en su casa. Por cierto, muchos de los textos incluidos en la pequeña antología culinaria / goldoniana dieron origen a espectáculos famosos en Italia, pero también en Rumanía. Me hubiera gustado hacer referencia a ellos (al menos a los de Giorgio Strehler, Vlad Mugur, Iulian Vişa, Silviu Purcărete).

Tengo dos objeciones, como una doble obsesión con el tema: 1) no encontramos, en las comedias investigadas, un refinamiento de menús y apetitos 2) de ahí la preferencia por el vino dulce - cuando se conoce, el vino de los conocedores es el seco? Pero los goldoniers, como los gondoleros, no son refinados.

Espero un nuevo desafío, como el tándem Lazarus / Cherries lo que comieron los héroes de Will? O el del tío Iancu o el de Gogol y así sucesivamente. La idea del número reciente ha alimentado nuestro apetito por los libros y el teatro. Y quien incita y deja que Dios castigue su abstinencia y dieta, sabe quién.

Sobre las vacaciones, de lo contrario

Hace años, fui invitada de Irina Stratulat en Julius Centro comercial. Filmé en Gurmand medieval, espectáculo dedicado al menú festivo, el distinguido director propuso que también pensáramos en una variante gratis. caltaboşi, ensalada carne de res, rollitos de col y albóndigas. Gratis garbanzos y el famoso bife de cerdo en escabeche.

¡No tienes idea de lo que disfruté de la propuesta del productor de televisión pempante! Porque yo, por ejemplo, llevo mucho tiempo proponiendo una Nochevieja ÚNICAMENTE con pescado y sus derivados. O una Navidad en la que se sustituye al cerdo. ¡Jabalí! ¡Y los encurtidos comunes, frutas en escabeche!

Déjame volver a Centro comercial : nos dijo el dueño del lugar mencionado anteriormente. despertó interés en dos productos avícolas: pavo horno con salsa doble (puré de verduras y salsa de ciruela) y guarnición de papa / zanahoria el pato envuelto en la fecha y envuelto en tocino, con salsa de grosellas. Yo tambien bebi uno Ramer, luego hablamos mucho (pero no tanto como me hubiera gustado) sobre el cambio mentalidad en la cocina. Diría que vale la pena meditar sobre este tema.

Gracias a la amabilidad de la Sra. Olga Rusu, tuve en mi escritorio, por unos días, un libro de descanso, como todos los viejos libros de texto del campo: Buena ama de casa - LIBRO DE COCINA - práctica - por Ecaterina coronel Steriad. Apareció hace más de cien años, en la editorial Alcalay.

¿Te diste cuenta? El coronel afirma que su obra es prácticamente. Es decir, se podría deducir que las recetas se escriben a medida que se elaboran. Entonces serían algunos. mini informes de cocina, ¿verdad? Probablemente, la Sra. Cati Steriad quiere que pensemos que está proponiendo no más lo que experimentó! ¡Ella no es una teórica de cuhnia, sino una practicante! ¡Brava!

También lo encuentro conmovedor lema volumen: "Un buen ama de llaves recomienda una buena familia". ¡Dios no lo quiera! Entonces he seleccionado para ustedes, malditos lectores y lectores luciféricos, siguiendo la idea de la primera parte del artículo, algunos nombres de alimentos, para muchos de ustedes, desconocidos u olvidados, y no veo por qué no deberíamos serlo. ambicioso. un día, vamos a cocinarlos, para la admiración de la familia, los vecinos y la mía (que se inclinará en la cabecera de la mesa y te felicitará con estímulos onomatopéyicos como "¡ohhhhh!", "mmmmmm.", " ¡oaaaah! ", etc.).

Así que recordad, valientes sacerdotisas de los platos calientes: alcachofa rellena de chuleta de pollo, estofado de pulpo, patas de ternera fritas, caramelos de conejo, nabos con mantequilla, puré de lentejas, sorbete de dracil, piel de guitarra, sorbete de acacia de hilo, tortas para sopa, bucium frito en mantequilla. , pudín de castañas, mahalebiu con nicho, etc. Entonces me pondré a trabajar. ¡buen apetito!

Pero quien no tiene vocación de práctica y, además, tiene estómago fuerte, todo lo que tiene que hacer es ir a Balvanyos, a la pensión Ciudad. Del menú, hemos seleccionado para ustedes, bebedores incorregibles, lo siguiente: Gulash Szekler con comino y pimentón Bistec de cuello de cerdo Szekler - muy picante, con champiñones en escabeche Gulash de cerdo con frijoles servido en pan rallado al horno Costillas de cerdo a la sartén con puré de papas y ensalada de rábano picante Sopa de jugo de rábano picante con rábano picante, con chuleta de cerebro y carne fresca de cerdo con pimiento y pimentón, envuelta en cebollas endurecidas con ensalada de champiñones.

Hermanos, ¿no tienen hambre? ¡Yo sí! Así que corro a prepararme un té medicinal con tostadas.

Cómo y que se comía a principios del siglo pasado

Mi amigo Mircea Cavadia, escritor, ex director de periódico, organizando de un excelente festival de humor en Caraş-Severin, me invita, como todos los años, a su casa de vacaciones, en Voineasa. Quien estaba en Voineasa (en Vîlcea, en la carretera entre Rîmnic, a Sibiu, subiendo a la montaña desde Brezoi) sabe cómo es el paraíso. Y en Arcadia ego!

Honestamente, me sentí muy mal inspirado para venir allí. solo de Baia Mare (donde había sido invitado por el famoso Akebono, Claudiu Pop, el hombre que adelgazó en vivo, en la tele, ¡102 kg.!) .. De Baia, a Voineasa, se puede llegar fácilmente - dicen los masoquistas : me pareció - tal vez donde aún no soy masoquista con documentos.

Entonces, tomo la Flecha Azul de Baia, a Cluj, de allí, después de dos horas, tomo el autobús a Vîlcea y bajo a Brezoi de donde la Sra. Trude, la esposa de Cavadia, me recoge. Cansado, corro tras una cerveza, como un alambre y leo un libro, en la acogedora terraza (veranda) de la casa vieja, una casa que cumplió cien años.

El libro del que hablo era más o menos lo mismo: no tenía portadas, ni ninguna indicación clara (cómo se llama, quién es el autor, dónde se publica, en qué año, etc.) en la portada improvisada. escrito a mano: El libro de cocina de Maria Turturea de Voineasa. Hasta donde me di cuenta (refiriéndome a la obra del tándem Kogălniceanu / Negruzzi) se publicó unas dos o tres décadas después. Varios términos y recetas repitieron los platos propuestos por los pasoptistas. Entonces, se podría decir, y este volumen contiene platos casi misteriosos que escribí para ustedes, comedores frustrados, algunos nombres de platos, para hacerlos salivar, cultivando: dulzura (sorbete) de bérbero mermelada de (núcleo de) frapé mermelada neramze sorbete de cidra mermelada de gelatinasacudir) mermelada de melón sorbete de pergamino sorbete de Colofonia paquete povidla de albaricoques Mandel-Kuchen el bogacebohaci) crafne bocina frito en mantequilla lanzas (perdona la expresión!) placeres pasteles gato de patatas con leche de león volado Español manos de los Países Bajos muhalebiu con nicho crema sellado obispo vutcă dorado y, para no aburrirte y darte ganas, también transcribo un título largo y apetitoso - liso guitarra, naranjas enteras, albaricoques, batidos, ciruelas rellenas de pistachos. mmmm.

Al leer las recetas, me di cuenta de que no solo a principios del siglo pasado los antepasados ​​(antepasados) habían tiempo, pero también tenían con que compra tantos y tantos productos! Aunque, técnicamente, el trozo de comida era algo rudimentario (no había microondas, altas temperaturas, batidoras, hornos de miles de vatios, elegantes cubiertos de acero inoxidable y vasos para manipular sin miedo a romperse), respiro para el arte y Placer la cocina no se puede comparar con la tercera cocina, basada en platos semiacabados, cola, hamburguesas, la pizza y Pancho.

Y qué curioso suena hoy, en los oídos de las amas de casa menos endulzadas con tales lecturas, algunos ingredientes que se dice que son realmente tóxicos (almidón, pegamento de bacalao, goma arábiga, saqueo - tamizado a través del tallo, nicho o menos peligroso mantequilla de pergamino, azúcar verde, agua de flores, etc.). Por supuesto, un investigador de arcaísmos y regionalismos, o un apasionado (fanático) de la cocina, logra descifrar los términos que enfatizamos con vínculo no es difícil imaginar que dracila = una especie de espina de chitra = una variedad de limón povidla = magiun Mandel Kuchen = pastel de almendras crafne = donas de melón = leche voladora derretida = versión mucho más apetitosa de "leche de pájaro" y así sucesivamente. tener d

Pero también hay palabras que ya no encontramos en los diccionarios y sobre las que cada vez será más difícil adivinar. Ergo: vuestros codiciosos, aprovechaos de los viejos (¡al menos octogenarios!) Y saca la lengua, como coleccionistas de folclore. Lo que averigüe, vaya directo al pergamino y deje rápidamente que los vinos vutci & amp que se atrevan a firmar aquí pronto. ¡Pohte y pensamientos aromáticos!

La pasión por la gastronomía apareció, en mi vida, a los 23-24 años, frecuentaba los grandes restaurantes de la Capital, casi a diario, y comencé a entender que y Cómo tienes que comer en Grapa, Atenea Palacio, Berlina, restaurante Escritores, Cena, Embajador, viñedo, Gaviota , mignon etc., puedo decir que hice mi aprendizaje, consumir. Desde aquí, hasta que probé mis platos favoritos en casa, fue solo un paso. Sobre todo porque en ese momento vivía en el corazón de Bucarest, cerca del Teatro Nottara, tenía, como dicen, una casa "abierta" y muchos amigos se me acercaban a menudo para ver qué había cocinado. Al practicar, puedo decir que me he perfeccionado en este hermoso arte, no mejor que cualquier otro.

Una de las que me inició fue la maravillosa traductora y telerealizadora Catinca Ralea: no me olvido de una noche, en Grapa, después de un estreno en Nacional, cuando Emanoil Petruţ, Lazăr Vrabie y Cătălina Vornic todavía estaban en la mesa, la Sra. Catinca me recomendó Foie gras en ensalada colorida de áspic y escarola. Tampoco me olvido de la ensalada berlinesa comwurst de Berlina, ni el sarro de Atenea, ni el bacalao de Cena, ni los pasteles de la Casa de los Escritores, ni los frijoles sorpresa de mignon, o el pastel de frutas de Intercontinental.

En 1977 tuve un estreno en Ploieşti, con una obra de Mihai Ispirescu. Yo era una pandilla grande y bohemia: Mihai, Sebi Ştefănescu, el escenógrafo Făcăianu, Lucica Ştefănescu, Rodion Galeriu (el hijo del padre) y su novia, Costică Drăgănescu, Vera Varzopol, el pintor Victor Munteanu y otros. Después del estreno, serví un plato que rara vez se podía hacer entonces, debido a la falta de materias primas. plato de queso. Lo admito, comencé a trabajar en eso alrededor de las 2 pm, porque era meticuloso. Tenía dos ayudantes, me gusta trabajar con enfermeras. ¡Resultó terrible! Diez tipos de queso, en diez colores y muchas combinaciones, colocados en grandes bandejas de acero inoxidable y adornados con todo tipo de juguetes que se encuentran en la cocina de la casa. No puedo olvidar esa noche. Luego, muchas veces, después del estreno, realmente cocinaba. Una vez, en el 75 o el 76, vino a visitarme una simpática dama de Israel, acompañada del gran pianista Dan Grigore. ¿Con qué puedo "humillarlos"? Hice huevos de codorniz en salsa asiática. Ambos estaban en el noveno cielo. O, no puedo olvidar al dramaturgo Dan Tărchilă, que también me estaba visitando, inicialmente rechazando un la pizza preparado por mis hábiles manos, con el pretexto de que había estado en Italia durante mucho tiempo y tampoco le gustaba su madre allí. calzoncillos, luego. Pero al ver cómo olía, pidió con escepticismo un trozo. Lo terminó rápidamente y quería más. En una hora, la Sra. Tărchilă me llama y me ordena que le dé la receta. Me negué, pero acepté cocinar en su cocina. ¡Fue un nuevo triunfo personal! También oficié mucho bajo la apariencia de Miki Boruzescu, el hermano del gran escenógrafo, amante de los refinamientos. Una vez el gran actor Ovidiu Iuliu Moldovan me estaba visitando de verdad en Domenii y le planteé un dilema: había hecho espárragos con roquefort, y pensó que le estaba dando las habituales vainas de frijoles. Me muero por los quesos franceses. Y hoy no, después de la cocina china.

¿Mi libro de cocina favorito de siglos pasados? No es difícil elegir: fuera de las fronteras - Brillat Savarin, La fisiología del gusto de nosotros - Se buscan 200 platos. por Kogălniceanu & amp Negruzzi o La culinaria re (Pastor). Es interesante saber cómo vivía la gente entonces, cuáles eran las diversas mentalidades y criterios de una determinada sociedad, a partir de un libro de texto de este tipo. En mi volumen Show gastronómico Lo intenté, como gastrónomo y un crítico de literatura especializada, para demostrar que la cocina es una obsesión de todos los grandes escritores y artistas y además, el arte culinario también necesita muchos de los componentes del espectáculo teatral, por ejemplo: en una cena selecta la decoración cuenta) , cuenta su director (el maestro de ceremonias), importa el compositor (porque hay música para la mesa, apropiado al plato respectivo) y así sucesivamente.

Una de mis especialidades es Ensalada berlinesa. Estar de gira en Austria con Nieta-esposa por Ionesco, cociné anoche, en un cuenco enorme, se comieron unos 10 kilogramos de ensalada en 10 minutos. ¡Incluso noté que una distinguida dama estaba siendo atendida tres veces! Considero que fue una victoria de la escuela gastronómica rumana. También lo preparé para una boda en Leverkusen. Ya no doy la receta, porque no tomo prestada recetas, pero existe en uno de mis libros agotados. Sin embargo, estoy dispuesto a hacerlo, en cualquier lugar, con gusto y los que se inicien pueden anotarlo (filmar, memorizar). Más recientemente, tuvimos una victoria de este tipo en Burgos, donde se destacó en un chuletón. sarro.

Un valioso retorno editorial

Mi colección de libros de cocina ha crecido en uno, precioso: Recetas buscadas en números de 500 de la Gran Cocina de Robert, el primer cocinero de la corte francesa, apto para todos los estados traducido por el compañero de cama Manolachi Drăghici. El opulus aparece en 1846, con la voluntad de la censura.

Por supuesto, boyardos, verán con sospecha mi entusiasmo, quien no tiene el vicio de la astucia, no tiembla ante semejante apariencia editorial, ni siquiera del siglo XIX. Pero déjame pagar lo suficiente por esto Intereses, con la colección de docenas de ironías baratas lanzadas por cohermanos sobrios en la escritura y el teatro, cíclico y les respondo, con las palabras del compañero de cama (quien, siendo compañero de cama, no fue ni el último tonto): “Yo sé que muchos tienen que criticarme, tal vez para difamarme, porque he emprendido un trabajo como este que está en la rebanada del conocimiento ordinario, algunos dirán que me he ido al gourmet, otros que no sería digno de hacer nada mejor , en una palabra todo el mundo dirá algo, porque. ¡así es como somos! " Y, agrego con el privilegio de antumity, así es como me quedé: gruñón.

Pero, ¿quién era nuestro Manolachi, bre? Nos enteramos del retrato firmado en volumen por Olga Rusu, coautora de la edición publicada en Iaşi, no hace mucho, en la colección Cocina de la editorial Opera Magna : "Cronista tardío" (A. Pippidi), originario de Iaşi, escritor y traductor nacido en 1801 tío del gran Iorga presidente de la Corte de Dorohoi, luego de la Corte Comercial de Galaţi publica versos, traducciones, literatura religiosa, también como una valiosa historia de Moldavia muere en 1886.

¿Y quién era Robert? Durante un tiempo, el chef del Príncipe de Condé, el Ministro del Interior y el Embajador de Inglaterra abrieron sus propios restaurantes. En Robert's y La brida Tourne Brillat Savarin considera que es uno de los que hicieron del restaurante un éxito con los almuerzos ordenar (nos informa el otro autor de la edición, C.A.Vizitiu).

El libro comienza, por supuesto, con supi : Me acordé, salivando, malditos lectores, Sopa con pan rallado hervido, Sopa de cangrejo de río, caza de ească,… castal,… té ruso,… brotes. De las salsas pequeña, Yo elegiría para invitados Salsa de estofado inglés. Para la comida, trataría de recomponer platos viejos como Alimento con yemas de espárragos,… de alcachofas,… de caviar y leche de carpa, subiza, alubias rojas asadas, castas asadas, cedoneance verde,… de cabeza de ternera rellena,… de tuétano de ternera etcétera Sin embargo, el índice también incluye, hasta el número 500, otras preparaciones de ternera, oveja, caza, verduras, pescado y cangrejos, pasta, huevos, cremas, gofres, posmagi, bebidas endurecedoras, helados, conservas de invierno.

Como otros libros de cocina más antiguos ( El manuscrito Brancoveanu, por ejemplo, veces 200 platos queridos ...por Kogălniceanu & amp Negruzzi) y el boyardo Manolachi debe leerse, en algunos lugares, con el diccionario al lado. Sin embargo, considerando que nuestros diccionarios --incluidos los arcaísmos y regionalismos-- son malos para la información gastronómica, los autores de la edición actual también propusieron un glosario, en el que el amante de la filología, así como el chef ambicioso e inspirado, pueden encontrar explicaciones en prescindibles. comprensión de recetas. Muchos términos ya son familiares gastrónomo otros, sin embargo, caen en la trampa, facilitando la implementación de las ideas y hábitos culinarios del siglo XIX. Así aprendemos que arlequín = tiene el significado de clasificar (mosaico) berşov = similar cocodrilo de calvo = espolvorear el plato con harina hija = fetiche, planta herbácea utilizada como ensalada basura = sopa Bearn espesa ghemov = clara de huevo dulce y gelatina, unida con azúcar Señorita ghenta = gelatina natural de un arbusto de goma marineros = alimento para pescado, aromatizado con vino, laurel y tomillo zinzifiluri = especias (como jengibre y cúrcuma) y así sucesivamente.

El agradecimiento de los refinados amantes de los libros y la comida va, este otoño, a Olga Rusu (que continuó el minucioso trabajo de transliteración iniciado por su marido, Constantin Liviu Rusu), Constantin Armand Vizitiu y la editorial Iași. Opera Magna. ¡Aspecto inspirado, delicioso y apetitoso!

Sobre el ayuno y el apetito en los albores de la cocina de culto nacional

Una de las antologías de platos más bellas, compuesta a finales del siglo XVII y publicada en nuestro país hace unos años. Es una operación aventurera, pasando de mano en mano, dos siglos y algo así, hasta que Moses Gaster finalmente la donó a la Biblioteca de la Academia y luego la Fundación Cultural Rumana la publicó (bajo el título Un mundo en un libro de cocina), para el deleite efectivo de todos los lectores interesados ​​en el tema.

Un mundo en un libro de cocina es, de hecho, un manuscrito de Brancoveanu, del que tuve el placer, hace unas dos décadas, de leer algunas páginas. En un mundo como el nuestro, que desde hace solo dos décadas se esfuerza por volver a aprender la más popular, pero no la más simple de las artes (culinaria), el estudio de M. Cazacu (de Centro Nacional de la Investigación científica, Paris) supera con creces los límites del título, constituyendo, en nuestra humilde opinión, una especie de ABC de la cocina local (tanto como lo es, en esencia). Lo que hemos estado tratando de explicar, con mimo y delicadeza, durante más de tres décadas, lo cumple el valiente cosaco, en una sola página: De Gaulle, sentado a la mesa con Elena Ceausescu, le pregunta cuál es su comida nacional favorita, que también es inexperto en este campo, la última opinión: "polenta".

¡No, comiste! La polenta es conocida, en primer lugar, en América del Sur, pero también por los búlgaros, los piamonteses (que la llaman "meliga"), los friulanos de hecho, como nos recuerda Cazacu, "de todos los campesinos medievales y modernos de Europa que horneó durante mucho tiempo. estofado de mijo ”- de ahí el neaoş regional“ polenta ”. Incluso el pastel sigue siendo una herencia (romana), el nombre deriva del poco apetitoso placenta (bolsa llena). "El espacio rumano está anclado en dos mundos: el SUR y el CENTRO". Por originalidad, tomé el relevo de Roma, Bizancio, Rusia, el Imperio Otomano, pero también el Imperio de los Habsburgo. Imité la moda de los banquetes (empezando por el de Trimalchio), pero también los usé como pretexto para actos de justicia (Vlad Ţepeş, Lăpuşneanu, Cantacuzino, castigando durante su desarrollo, boyardos intrigantes y cocineros incorrectos). El prefacio del señor Cazacu nos recuerda la opulencia de las fiestas, el ceremonial, la forma de los cuartos y cubiertos, la forma de las mesas y bancos, los hábitos, las mentalidades, el ritual de bendecir los platos, los posibles excesos.

Pero, muy importante, también se nos recuerda que nuestra nación no era ni bulímica ni obsesionada con lo absurdo: es bueno recordar que de los 365 días del año fue publicado… 200 ! Entonces, ¡los invitados no cubrieron ni la mitad del período del calendario! Aunque parezca extraño, recordaremos los cinco períodos de ayuno de los antepasados, suplicando no por la hipócrita "comida racional", sino por la santidad. paresia , el ayuno de San Pedro, el ayuno de la Asunción, el ayuno de Navidad, la víspera del Bautismo, más el Día de la Decapitación de San Juan Bautista y la Exaltación de la Santa Cruz).

Descanso y contagioso, Antim Ivireanu escribe sobre esta fiesta del alma: "... ayunemos, para que no tengamos comunión con el diablo". Incluso.

Pero para ser justos y, por qué no, para desinhibir el sobrepeso, es bueno recordar que el manuscrito también ofrece detalles divertidos: “¡Fue una pena ser débil, incluso para las niñas! […] Una madre mía. se disculpó porque su hija aún no lo había recibido ”(¡obesidad! - nn) - cuenta un príncipe extranjero que cortejó a las niñas Iasi en los años 1788-1792.

Otro dato que vale la pena recordar: en esa época se comía mucho pescado (nos decían los abuelos, ¿recuerdas ?, es la comida del pobre) ¡el manuscrito dedica 64 recetas al bronquio! Y el título del capítulo en cuestión es tan largo como un día de ayuno: “Comida para peces y carpas. Sillín, percha. Lino. Limpio, puente, jugastra. Otros peces y peces perdidos. Nisetru, postrugă y morun y ciego. Otro alimento para hervir la mantequilla y la leche. Para hacer guiso de caviar y empanada de acedera y bacalao. Cegules. Enfriarse. Ostras. Caracoles"…

Hoy puedes pensar en bacalao, trucha, ostras y pastel con caviar de esturión, pero solo si ganaste en 6/49. Desafortunadamente…

Recordemos a Radu Anton Roman.

. Hablo de él a sabiendas, porque Radu fue mi colega durante mucho tiempo. nueve años, en la revista Rumania literaria. Fuimos amigos durante diez años. Porque la gente no sabe que empezó así. teatrólogo. Y poeta. Luego hizo periodismo en la universidad Stefan Gheorghiu.

Y finalmente, después de 1982-1983, cuando se rumoreaba que estaba gravemente enfermo, se retiró al Delta. Sus amigos creían que estaba muerto.

¡Pero, milagro! ¡Recuperado! Todos lo disfrutamos. Parece que Delta tuvo grandes curas. parece que el gran científico Cousteau (¡quien, en el Delta, Radu se convirtió en una especie de secretario!) también lo ayudó a sobrevivir.

Radu Anton Roman volvió, con fuerza, más allá del teatro y la literatura, con su columna de PRO TV. Se lanzó como uno de los grandes gastrónomos de la nación. Era talentoso, apasionado, documentado y original. Tuvo como asistente al actor Busuioc, quien ahora tiene que presentarse, en el mismo cargo,. solamente El clima! Tránsito sic.

Su libro, que es bueno para ser reeditado, es un volumen importante en el arte culinario nacional. Es una operación que trata no solo de recetas, sino también de coyunturas: vacaciones, tradiciones, rituales. El libro analiza todas las recetas esenciales posibles, con personalidad, cultura, a veces, con humor. Se citan los precursores: S. Florea Marian, Ofelia Văduva, Ion Ghinoiu, Păstorel. Buscamos términos raros, variedades cuasi desconocidas, especialmente para los vinos: se nos ofrece beber, además de los vinos banales que existen en los menús de los pubs, Lluvia, enrojecimiento, ampollas, creación, brumoso, Cuervo (elegante!), Seină, Crîmpoşie, Somoveancă, Iordană.

Para los platos, junto con las famosas sopas de ventresca, sarmale y salmuera de carpa, se recomiendan recetas de Capitán, Prescurăriţă, Imam Baialdî (receta que también dimos, en 1996, en una operación similar!), borscht de leurd, muñecas queridas, sopa de frijoles, sopa de ave, mariposa de alce (elegante!), albóndigas, panceta de cerdo rellena, tarta de puerros, plato. achicoria, exprimidor, ratones disecados, etc.

El libro de Radu, así como su maravilloso e incomparable programa de televisión, demuestran que el arte culinario es, de hecho, ARTE y que gastronomía, innovación, más cultura, van bien juntos.

El mundo se ha estado preguntando durante cientos de años: ¿comemos para vivir o vivimos para comer? Me gusta aficionado oficial en el campo (¡he publicado tres libros, he realizado 120 programas de televisión y tengo más de ciento cincuenta artículos culinarios impresos!), respondo cuasi-sabiamente: y. y.


Anissia nu!

El otro día me preguntaba cuántas oportunidades puedo darle a un local hasta que tome la decisión final, definitiva e irrevocable de que no voy a traspasar su umbral. La verdad es que solo crucé el umbral de Anisia dos veces. La tercera vez ordené desde el trabajo, aunque está a 2 pasos del trabajo, pero la pereza a veces es genial, y el tío que hace las entregas parece muy contento con los paseos en bicicleta. Porque Anissia, a diferencia de muchos otros restaurantes con menú del día, hace entregas, ya no importa que se hagan en bicicleta o en coche.

Anissia se encuentra en pleno Bălcescu, junto a la confitería Verona y la clínica Golea, en la estación exprés 8 y se parece a cualquier otra comida rápida ordinaria. Con el tiempo, toda la comida rápida ha estado en ese lugar. Pero ninguno con una comida tan mala como esta.

Algunos compañeros me confesarán si leen lo que escribo sobre dónde piden comida casi todos los días. No sé cómo sus papilas gustativas pueden soportar esos gustos o gustos. Es cierto que Anissia tiene comida barata, menú del día 11 lei, que si no tiene ensalada y pan, tiene postre, generalmente tortitas. Panqueques de abuelas. Panqueques comestibles. En comparación con la comida, los panqueques son los únicos que vale la pena mencionar.

Mi primera experiencia con Anissia fue un poco buena. Recibí una orden azul C (g) y papas fritas. Quitar. Chicken Gordon era el abuelo, delgado, para ser honesto, con poco relleno. Por los casi 8 lei, digamos. No recuerdo que las patatas fueran espectaculares.

Después de esta experiencia pensé, vamos, puedo probar un menú del día. ¡Gran error! ¡Error irrepetible! (Y sin embargo & # 8230) Ese día comieron sopa de repollo e hígado de pollo frito con papas naturales, y por supuesto, enjuagado con mermelada. La sopa sabía a repollo, es cierto, pero no era algo que me hiciera decir "quiero más", especialmente porque no la quería cuando encontré los 2-3 hilos en ella. Los hígados, por otro lado, estaban más hervidos que fritos. Bueno, patatas hervidas e hígado hervido, es demasiado que no estuviera a dieta. Decepción total. Mi colega Kati estaba aún más decepcionada con su ensalada de papas con mayonesa. Tal vez debería haber especificado que lo quiere fresco.

Después de unos 2-3 meses en los que unos compañeros seguían haciendo pedidos desde aquí, en un día en el que solo no tenía tiempo para cocinar, me dije, vamos, no puede estar tan mal como la última vez y compro otro menú del día. Todo en el paquete.

En esta ocasión sopa campesina de pollo y espinacas con rollito de albóndigas relleno de huevo y por supuesto 2 tortitas con mermelada. No puedo describir el sabor de la sopa, la piel de pollo flotando a través de ella, la espinaca insípida, solo unos pocos trozos de ajo a través de ella. Tampoco creo que contenga leche. Sabía exactamente como espinaca congelada, descongelada y descongelada, recién calentada y cocida. El rollo de albóndigas estaba más crudo en el medio, así que elegí 2 panqueques con mermelada.

Algunos dirían que no deberíamos tener pretensiones con este dinero, pero una vez en otros lugares de 11 lei comes algo al menos comestible si no bueno, entonces esperas que aquí también puedas elogiar al menos un trozo.

¡Pecado! Llevo años esperando que se abra algo en Bălcescu que vale la pena mencionar. ¡Cuánto extraño la casa rumana en esos momentos & # 8230!


Haciendo pan

Eres malo.
Extraño un buen pan. seriamente. y me salivaba la cantidad de historias sobre el pan de la infancia.
en Bucarest creo que es el pan nashpa del mundo. tiene el sabor y la textura de una esponja para platos. escocés & # 8211 novia.
PD. decir el nombre del libro & # 8230 no perderse de alguna manera. Es bueno saberlo. y comprar.
nos desmayamos.

Señoras, también trato de olvidarme del pan, pero el cruel destino no me lo permite. y con el buen espíritu rumano, ¿por qué debería morir sólo mi cabra? :-)))
el libro se llama "PAN" (guía completa para hacer pan en un horno tradicional o en una máquina de pan)
Me estoy escapando ahora que tengo un examen de matemáticas feas

inah- pan bueno-bueno-bueno para kaufland & # 8230. Voy tan raramente como puedo, porque tienen unos bollos absolutamente brillantes. No te lo digo más, me subo al coche y me voy. que no quisiera

Sí, sí, del Kaufland: D
Adi, hice un culto al pan, soy adicto. Esta cosa empezó a asustarme. Simplemente disfruté los sándwiches de pan negro con muchas semillas. ¡Delicioso!

Veo que te gusta darle la vuelta al cuchillo ... pan :-))

incrementar
sobre el kaufland de mi ejército. una vez a la semana, ve & # 8230
mucha información.
Pisicot
significa que tienes un metabolismo problemático :))
Adi
lo feo que son las matemáticas.
Recordé el título del libro.

Me gusta hacer pan, sigo probando recetas (de oído) ¡pero el pan no sale como el de mi abuela! Lamentablemente no aprecié el pan en el momento adecuado y no tengo a nadie a quien pedir la receta, pero el recuerdo del pan siempre me hace intentar hacer pan, ¡tal vez encuentre la receta!

inah: una descripción en palabras de la fealdad de las matemáticas actuariales me acercaría peligrosamente a un noble de la literatura y no estoy preparado para eso :-))

sofia: la receta mas sencilla es con agua, harina, levadura y sal. es importante trabajar duro y respirar (no es una broma). y no imagines que los abuelos salieron primero, la práctica nos lleva al resultado :-)

y no olvides: un pan caliente partido en dos para los miembros más nuevos, sofía y pushthebutton :-)


Hamburguesa

Hamburguesa de pollo fragmentada

Pollo fresco picado, panecillo, salsa calipso, tomates, aros de cebolla, encurtidos, lechuga, especias 400 g

Hamburguesa de carne

Carne fresca picada, panecillo, salsa calipso, encurtidos, tomates, aros de cebolla, lechuga, especias 400 g

Hamburguesa de ternera con cordero

Carne fresca con cordero, panecillo, salsa calipso, encurtidos, tomates, aros de cebolla, lechuga, especias


Video: τηγανιτές πατάτες με άλλα κόλπα-έχετε δοκιμάσει έτσι?δεν απορροφούν λάδι French fries CuzinaGias (Agosto 2022).